Controlan disturbios en penal de Cadereyta, NL; hay 13 muertos

Luego de casi 15 horas, fueron controlados los disturbios en el penal de Cadereyta, en Nuevo León.

Poco antes de la media noche del lunes se reportó una riña entre un grupo de reos, lo que provocó movilización de autoridades y cuerpos de emergencia.

Al lugar llegaron elementos de Fuerza Civil, Policía Ministerial, así como ambulancias de la Cruz Verde de los municipios de Guadalupe y Monterrey.

Después de tres horas, se informó que la situación había sido controlada y que se trataba de una protesta por el nombramiento de Samuel Franco Colomo, como nuevo director del penal.

También llegaron familiares de los internos para conocer la situación dentro del penal.

Más tarde, poco después de las 9 de la mañana de este martes, se reportaron nuevamente disturbios al interior del penal. Los reos incendiaron colchones, madera y diferentes objetos.

Un grupo de internos subió a la azotea de uno de los edificios para colocar pancartas en rechazo al nuevo director.

Tres custodios fueron retenidos por los reos.

Desde el exterior, se podía observar una columna de humo negro y se escuchaban disparos de armas de fuego.

“Fueron disparos persuasivos, sencillamente, no hay ni una persona herida, los 3 custodios que fueron secuestrados desde la mañana, que fue el motivo principal de todo este problema, fueron liberados”, indicó Manuel Florentino González, secretario General de Gobierno de Nuevo León.

En el exterior familiares exigieron saber de sus internos.

Por momentos impidieron la entrada y salida de vehículos oficiales, incluso los vandalizaron.

Hubo empujones y golpes entre familiares y los elementos de Fuerza Civil.

Alrededor de las 5 de la tarde, las autoridades informaron que los disturbios en el penal habían sido controlados y que se descartaba algún traslado de internos.

Se confirmó la muerte de un interno y 8 heridos.

“Ocho lesionados, de ellos dos de Fuerza Civil, uno de Fuerza Civil grave, el resto son lesiones menores”, informó Manuel Florentino González, secretario General de Gobierno de Nuevo León.

En marzo de este año, los días 27 y 28, un motín ocurrido en este mismo penal, dejó un saldo de 4 reos muertos y 23 lesionados.

Más tarde, en conferencia de prensa, el vocero de seguridad de Nuevo León, Aldo Fasci, confirmó que la riña dejó un saldo de 13 personas muertas y ocho heridos.

Informó que se determinó utilizar la fuerza letal para evitar el asesinato de custodios y otros internos, y controlar la situación.

Agregó que el número podría elevarse debido a que hay ocho heridos de gravedad, además de un elemento de la Fuerza Civil también muy grave.

Al menos 250 internos son los que participaron en los enfrentamientos entre grupos rivales.

Serán los exámenes periciales los que determinen cuántos de los internos fallecieron por riña o por uso de la fuerza letal.

Con información de Ceani Mariño.

Share Button
Marcar el Enlace permanente.

Deja un comentario