jue. Jun 27th, 2019

Amenazan a dos de cada 10 policías en Jalisco

En Jalisco, dos de cada 10 policías municipales han sido amenazados o agredidos mientras hacían su trabajo.

De acuerdo con la última Encuesta Nacional de Estándares y Capacitación Profesional Policial, del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), las intimidaciones a los oficiales fueron hechas por personas plenamente identificadas, delincuentes y miembros del crimen organizado.

El organismo destacó en su evaluación que incluso una cuarta parte de los agentes con labores de prevención en la Entidad ha conseguido por su cuenta accesorios de protección y hasta armas y municiones que no les han dado las corporaciones a las que pertenecen.

A pesar de esta situación, la Fiscalía resaltó, como respuesta a una solicitud de información, vía Transparencia, que entre 2013 y 2018 sólo 26 denunciaron agresiones y amenazas. Ninguno obtuvo protección.

Luego del ataque en el que murió Édgar López Pérez, quien tenía cuatro años y seis meses de servicio en la Comisaría de Zapopan, y en el cual resultó herido otro uniformado, el alcalde Pablo Lemus afirmó que los elementos no están preparados para enfrentar a la delincuencia organizada.

“No tenemos ni la información, ni el armamento, ni la capacidad para hacerlo. Nuestras policías municipales no están para enfrentar una situación de crimen organizado, están en un trabajo preventivo y sobre todo dirigido a los delitos patrimoniales”, dijo el presidente municipal zapopano.

Con el de López Pérez, son seis los homicidios de agentes en activo en lo que va del año. Sin embargo, también se suman los de los tres exmiembros de la Policía de Tonalá que fueron levantados el mismo día que renunciaron a la dependencia y que posteriormente fueron localizados sin vida.

El pasado 20 de marzo, este medio de comunicación publicó que horas después de que un grupo armado mató en Tonalá a Sergio Rivas, comandante de la Policía tapatía, y a Ramiro Alejandro Delgado, su escolta, el Congreso local aprobó por unanimidad la reforma al Código Penal para castigar con hasta 70 años de cárcel a quienes asesinen a personas que desarrollen funciones de seguridad pública, impartición o procuración de justicia.

Según la organización Causa en Común, que se dedica a impulsar acciones para mejorar las condiciones de las policías en el país, Jalisco terminó 2018 con 24 elementos asesinados, por lo que ocupó el octavo sitio a nivel nacional.

Los primeros tres lugares los obtuvieron Guanajuato, con 64; Guerrero, con 43, y el Estado de México, con 41.

Policías, sin capacidad para enfrentar a criminales: Lemus

Luego del asesinato de un elemento de la Policía de Zapopan, ocurrido la noche del lunes en la colonia Miramar, el alcalde Pablo Lemus reconoció que las corporaciones municipales no tienen la capacidad para enfrentar al crimen organizado.

El presidente municipal afirmó que sólo en coordinación con las autoridades estatales, federales y las Fuerzas Armadas se podrá recuperar la tranquilidad en Jalisco.

Acentuó que las policías, por sí solas, no cuentan con los elementos para enfrentar a los miembros de la delincuencia organizada.

Remarcó que hay cuatro detenidos por el homicidio del agente y señaló que se tienen los agravantes necesarios para que permanezcan en prisión e incluso se les imponga la pena máxima que el Congreso del Estado aprobó el mes pasado, en la que se plantea hasta por 70 años de cárcel para los asesinos de elementos de seguridad.

Recordó que en fechas recientes ha habido enfrentamientos entre delincuentes y policías tanto en Zapopan como en Tlaquepaque y Guadalajara, por lo que sostuvo que estos son intentos del crimen para tratar de amedrentar a los cuerpos de seguridad en la zona metropolitana.

Por su parte, el gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro Ramírez, anunció que la familia de Édgar López Pérez, el uniformado caído el lunes, será pensionada con el salario íntegro que el oficial tenía en vida, mediante el Instituto de Pensiones del Estado de Jalisco (Ipejal).

El oficial zapopano perdió la vida luego de responder al reporte de una agresión. El otro elemento que lo acompañaba resultó herido.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Estándares y Capacitación Profesional Policial, del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), 409 uniformados municipales en Jalisco sufrieron agresiones mientras trabajaban.

Se vuelven agentes por necesidad

Según el Inegi, cuatro de cada 10 policías se decantaron por este trabajo por motivos como necesidad económica o desempleo, para tener estabilidad o porque era la mejor opción disponible.

Édgar López Pérez

Édgar López Pérez, de 34 años, era originario de Nayarit. Ingresó a la Comisaría de Zapopan en octubre de 2014.

Contaba con la capacitación suficiente para ser parte de la Comisaría. Tomó un curso en Derechos Humanos, otro en el funcionamiento y aplicación del Nuevo Sistema de Justicia Penal.

CRONOLOGÍA

Oficiales caídos

19 de enero: El oficial activo de la Policía de Zapopan, José De la Luz Tovar, fue asesinado a balazos en día de descanso en la colonia Jardines del Valle, en Zapopan.
15 de febrero: El excomandante de la Policía de Tonalá, Javier Raudales Mota; el excomisario, Jose Octavio García Aceves, y el oficial, Gilberto Casillas, fueron “levantados” de un bar de la colonia San Pedrito, en Tlaquepaque. Sus cuerpos fueron localizados posteriormente.
19 de marzo: El comandante de la Policía de Guadalajara, Sergio Rivas Mejía, y el oficial Alejandro Ramiro Delgado Pérez fueron emboscados por un comando armado en la colonia Urbi Quinta, en Tonalá, al terminar su jornada laboral.
22 de marzo: El oficial Luis Abraham Camacho Galindo, de la Policía de Zapopan, murió tras un enfrentamiento armado ocurrido en la colonia Loma Bonita Ejidal.
2 de abril: Por intentar frustrar el asalto a una gasolinera ubicada en la colonia Las Pintas, en El Salto, José Luis López López, policía auxiliar de la Comisaría de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, fue asesinado.
8 de abril: El oficial Édgar López Pérez, de la Policía de Zapopan, fue asesinado por sujetos a bordo de una camioneta mientras patrullaba.

LA VOZ DEL EXPERTO

“Carecemos de protocolos de seguridad”

Rogelio Barba (académico de la UdeG)

Para el coordinador de la Licenciatura en Criminalística de la Universidad de Guadalajara (UdeG), las muertes de policías se deben a que “hay falta de preocupación de las autoridades”, pero también a la mala preparación de los agentes.

Indicó que a pesar de que el Congreso incrementó las penas para los asesinos de oficiales, esa no es la solución.

“Carecemos de protocolos de seguridad. Debe haber estrategias para la protección de la Policía, darles capacitación permanente, contratar seguros para ellos y sus familias. También, a quienes son amenazados, cambiarlos de zona o municipios; quienes tengan obesidad, ponerlos en puestos administrativos, ya que con esto aumenta el riesgo”.

Barba agregó que para evitar estos eventos, el Estado y la Federación no deben actuar solos.

“Es preocupante y el aparato estatal cree resolverlo aumentando penas cuando no es así. Debe haber estrategia más corporativa, más consolidada y más comprometida con la gente que es leal a la institución”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *