mar. Oct 22nd, 2019

Una nueva caravana migrante parte de Honduras

Varios cientos de migrantes hondureños, muchos de ellos con niños, partieron el miércoles en caravana hacia la frontera con Guatemala, con la esperanza de llegar a Estados Unidos.

Algunos de los que se concentraron en la estación de autobuses de San Pedro Sula dijeron que no pueden mantener a sus familias con lo que ganan en Honduras y buscan mejores oportunidades.

“Me voy por la situación que está muy dura aquí en Honduras. No aguantamos ya. Mucho sufrimiento, no hay trabajo”

La mayoría abordó autobuses hacia la frontera con Guatemala antes del amanecer. Otros echaron a andar bajo la lluvia, con sus hijos en cochecitos o en brazos.

Nohemy Reyes, quien esperó en la estación de autobuses con uno de sus cinco hijos dormido en el suelo a su lado, dijo que la estrechez económica la impulsa a viajar hacia el norte.

Un grupo de personas camina este miércoles junto a la caravana migrante, rumbo a la frontera guatemalteca de Agua Caliente. AP/D. Martínez

“La situación económica es muy difícil”, dijo. Pero añadió que si la frontera estadounidense está cerrada, regresará a Honduras.

El presidente estadounidense Donald Trump amenazó con cerrar la frontera sur, pero cambió de rumbo y dijo que aplicará aranceles a los autos fabricados en México si ese país no les cierra el paso a los migrantes centroamericanos.

Las instalaciones estadounidenses en la frontera no se dan abasto para atender a las familias migrantes. La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP por sus siglas en inglés) dijo que en marzo 53 mil padres e hijos fueron detenidos en la frontera.

Una pareja empuja el carrito de su bebé rumbo a la frontera guatemalteca de Agua Caliente. EFE/J. Valle

Miguel Angel Reyes, de San Juan Pueblo, Honduras, dijo que la violencia criminal fue una de las razones de su decisión de partir, pero sobre todo buscaba medios para mantener a su esposa y cuatro hijos.

“Me voy por la situación que está muy dura aquí en Honduras”, dijo el bracero. “No aguantamos ya. Mucho sufrimiento, no hay trabajo”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *