mar. Oct 22nd, 2019

Ven baja de delitos alrededor de centros educativos de UdeG

A 100 días de la implementación del programa Senderos Seguros registran una baja generalizada de delitos de 10.5% en el primer trimestre del año en relación con los últimos tres meses de 2018, según datos de la Federación de Estudiantes Universitarios (FEU).

El presidente del órgano estudiantil, Jesús Medina Varela, mencionó que el objetivo del proyecto es llegar a una reducción del 50% en incidencia delictiva cuando cumpla un año.

“Es la primera vez en dos años consecutivos que logramos hacer contención, por lo menos, en la incidencia delictiva”, dijo Medina.

En total son 85 los reportes que recibió la FEU, en su mayoría por robo.

Los planteles de Guadalajara fueron los que presentaron el mayor número de reportes, con 53 incidencias. Le siguen Zapopan (13), Tonalá (7) Tlaquepaque y El Salto (6). A pesar de que la incidencia fue a la baja en Guadalajara, Zapopan y Tlaquepaque, Tonalá y El Salto tuvieron indicares al alza.

Tlajomulco, por su parte, no tuvo ningún registro delictivo. Sin embargo, Medina aclaró que los datos se refieren únicamente a los reportes que la FEU recibe, por lo que no se puede aseverar que la incidencia efectivamente es nula en tal demarcación.

Medina destacó que el Centro Universitario de Ciencias Exactas de Ingenierías (CUCEI) es el plantel que acumula la mayor incidencia delictiva.

Por su parte, el gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, precisó que hubo 14 denuncias formales por parte de estudiantes que llegaron a la Fiscalía del Estado por el delito de robo e insistió en que no se han dado incidencias en cuanto a delitos más graves.

“No hay casos de desaparecidos ni de homicidios en Senderos Seguros. Creo se va avanzando, no hay que echar campanas al vuelo, pero ahí vamos poco a poco”, se pronunció Alfaro.

Nueve de cada 10 reportes son por robos de celular

“Más del 90% de los robos y de la incidencia delictiva está relacionada principalmente con los dispositivos electrónicos, esto quiere decir que lo que más les roban a los estudiantes y los asaltan es simplemente por un teléfono celular”, dijo Jesús Medina, presidente de la FEU, en la presentación de resultados a 100 días del programa Senderos Seguros.

Añadió que “es una de las estrategias que se tienen que atender porque al final lo que les están robando son dispositivos electrónicos que utilizan para su preparación como celulares, laptops, tabletas y son despojados de ellos de manera muy violenta”.

La cifra de delitos que registra la Fiscalía es muy distinta a la que ellos tienen porque los estudiantes tienen mayor proximidad con la comunidad universitaria, dijo, lo que hace que la cifra negra de la UdeG sea menor y los datos más apegados a la realidad de los delitos en los centros educativos.

Refirió que le gustaría tener una reunión con la autoridad, específicamente para revisar la diferencia de cifras y criterios de contabilización de casos.

“Panchito” estudiaba en la UdeG y fue asesinado el 29 de agosto de 2017 por el robo de su celular. ESPECIAL

Alumnos reportan que hay intentos de secuestro

En los primeros tres meses del presente año, la Federación de Estudiantes Universitarios (FEU) recibió 10 reportes de intentos de privación de la libertad de estudiantes. Ocho de estos contra mujeres.

El presidente de la FEU, Jesús Medina Varela, negó que pudieran estar relacionados uno con otro con algún modus operandi. Detalló que a algunas de las estudiantes las intentaron subir a coches.

“No me parece que estén concatenados uno con el otro, pero sí tenemos reportes de ocho compañeras que manifestaron haberse sentido amenazadas de su casa al plantel donde potencialmente pudieron haber sido privadas de la libertad”, sostuvo.

Medina recordó que uno de los reportes provino de la Preparatoria Número 8 y que la situación provocó una alerta en otras preparatorias.

“Al final no había un modus operandi levantando compañeras porque no estaba relacionado el hecho con más casos. Esto se difundió por redes sociales y en ese caso no tenemos reporte de ninguna compañera que haya sido privada de la libertad”.

El gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro Ramírez, insistió en que no se debe alentar “un ambiente de psicosis”.

Numeralia

85 delitos en este año.
10 intentos de privación de la libertad.
40 escuelas es donde pretenden implementarlo.
171 mil alumnos por beneficiar.
50% es lo que esperan reducir los delitos en el primer año.

Guadalajara dará beca a voluntarios

Ismael del Toro, presidente municipal de Guadalajara, anunció en el evento la beca Sendero Seguro que otorgará a “aquellos estudiantes que integren las brigadas comunitarias, que conformen los grupos técnicos, que construyan gruposinterdisciplinarios y que integren y operen grupos y guías de la comunidad estudiantil”.

“Generamos dentro de nuestros programas sociales la beca senderos seguros destinada a involucrar a los jóvenes universitarios en un proceso de gobernanza como es esta política pública que el Gobierno pueda tener esta beca de mil pesos para los estudiantes que involucremos y capacitemos dentro de este proyecto”.

TELÓN DE FONDO

El proyecto surge tras la violencia

El programa se implementó como respuesta a los más de 800 delitos que reportó la comunidad universitaria ocurridos en 2017 y 2018.  Los casos de violencia que se presentaron desencadenaron una serie de manifestaciones a las que, incluso, se unieron los rectores de los centros educativos. Entre los casos más visibles de alumnos de la UdeG que fueron víctimas de violencia está el asesinato de quien era estudiante de la Preparatoria de Tonalá, Francisco Álvarez Quezada, ocurrido en agosto de 2017. “Panchito”, de 17 años, fue asesinado en un intento de asalto cuando salía de tomar clases de inglés en el CUCEI.

Angélica María Saldívar Jáuregui, estudiante de Derecho del CUCSH, también fue asesinada a tiros en un intento de asalto.

Bárbara Daniela Guerrero Beltrán, estudiante de la Licenciatura en Relaciones Internacionales, murió atropellada por el transporte público en la esquina de la escuela.

Vicente de Jesús Hermosillo Hernández, pasante de derecho, fue hallado muerto en diciembre pasado luego estar 10 días desaparecido. Su cuerpo fue tirado en una brecha en El Salto; el móvil del asesinato fue el robo de su vehículo.

Fueron 12 los casos entre estudiantes que desaparecieron y los que fueron asesinados en los dos años anteriores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *