vie. Oct 18th, 2019

Ni la esposa de José José puede ver el cuerpo: Yimmy Ortiz

CIUDAD DE MÉXICO.

La novela después del fallecimiento de José José continúa. Tras las declaraciones de José Joel, hijo del príncipe de la canción de no saber en dónde estaban los restos de su padre y de hablar sobre las entrevistas que dio su media hermana Sara Sosa a medios en Estados Unidos, Yimmy Ortiz esposo de ‘Sarita’ -como se le conoce-, publicó en su cuenta de Instagram un ‘informal’ comunicado.

En dicha declaración se puede leer: “El funeral para una gran persona, padre, leyenda, como lo fue José José, toma tiempo para planear. No queremos ni haremos algo apresurado. Él no solo fue un príncipe , él fue y es nuestro Rey. Nos está tomando tiempo para coordinar lo mejor (como se lo merece) para nuestro ídolo”.

Habrá homenaje a José José en México y Miami: Sarita

Cabe recordar que desde el sábado pasado, día que se dio a conocer la noticia de la muerte de José José, la familia del artista que radica en México, dijo a los medios de comunicación haber buscado a Sara -quien radica en Miami- para saber la ubicación de los restos del cantante y ver qué harían para su funeral.

Comunicado de Instagram Yimmy Ortiz

El comunicado de Ortiz continúa: ” Su cuerpo está descansando en paz y así lo hará hasta el día de su velada. Nosotros no tenemos acceso al cuerpo. Las leyes de Estados Unidos son muy estrictas. Desafortunadamente ni su esposa puede ver el cuerpo”.

Más que tranquilizar a la opinión pública con este comunicado, ha traído una serie interminable de críticas y comentarios negativos en contra del mismo Yimmy Ortiz y de Sara Sosa, en donde los tachan de ‘mantenidos’ y ‘oportunistas’.

Viuda de José José tampoco sabe dónde están los restos del artista

El documento termina mencionando: “Pueblo de México; lo llevaremos a México para que puedan despedirse de él. Les garantizamos que lo podrán velar. Les pedimos perdón por el silencio, hemmos pasado un tiempo tan difícil y no se lo deseamos a nadie. El dolor es inmenso para todos. Dios este con nosotros y ¡qué viva el príncipe!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *