mar. Dic 10th, 2019

7 riesgos que acechan a la economía mexicana, según el Banxico

La aprobación del T-MEC puede traer como consecuencia un mayor dinamismo en la inversión en el país, aunque una rebaja a la calificación de la deuda de Pemex o la soberana puede prolongar el estancamiento de la economía.

por: El Financiero
El Banco de México (Banxico) aplicó este miércoles recortes a sus previsiones de crecimiento para la economía nacional correspondientes a este año y 2020.

En el caso de 2019, la institución prevé que el Producto Interno Bruto del país tenga, entre una contracción de 0.2 por ciento, hasta un avance de 0.2 por ciento.

Para el año entrante, el rango de pronóstico pasó a uno de entre 0.8 y 1.8 por ciento, desde el previo de 1.5-2.5 por ciento.

En su Informe Trimestral de Inflación julio-septiembre, el organismo citó que los elementos de riesgo externos e internos que permanecen en el país “dan lugar a que el balance de riesgos para la actividad económica se mantenga sesgado a la baja“.

¿Cuáles son los factores que pueden profundizar la caída de la economía?

1. Que las tensiones comerciales se agraven, lo que impactaría de manera negativa el crecimiento y la inversión a nivel mundial.

“En este sentido, persiste la posibilidad de que Estados Unidos anuncie acciones en materia comercial en contra de México, posiblemente asociadas con temas no comerciales, lo que afectaría las decisiones de los consumidores y/o la inversión”, señaló el Banxico.

Sobre este punto cabe recordar la amenaza que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, hizo en mayo de aplicar aranceles a todas las mercancías mexicanas exportadas a territorio estadounidense, argumentando que el Gobierno de México no hacía lo suficiente en materia migratoria.

Esta medida no se concretó después de que EU y México alcanzaran un acuerdo migratorio en junio.

2. Que el proceso de ratificación del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) se prolongue, lo que terminaría impactando a la inversión.

El acuerdo comercial fue aprobado por el Senado de la República en junio pasado. Sin embargo, en el caso de EU, Nancy Pelosi, líder de la Cámara de Representantes, señaló que existe la posibilidad de que el pacto no sea aprobado este año.

3. Que se observen episodios de volatilidad en los mercados financieros internacionales, producto de mayores tensiones comerciales a nivel mundial, circunstancia que disminuiría el ‘apetito’ por el riesgo.

En este punto, el Banxico también hace referencia a “posibles sorpresas inflacionarias” que terminen por afectar las tasas de interés de los bancos centrales.

La institución también advierte sobre episodios de inestabilidad causados por “un posible contagio proveniente de economías emergentes (…) o acontecimientos geopolíticos que pudieran reducir las fuentes de financiamiento externo”.

En el caso del primer punto, hace referencia principalmente a la disputa entre Estados Unidos y China, en la que, si bien se asoma un posible acuerdo, está el riesgo de que se fracturen las negociaciones.

En tanto que en el último punto, el próximo año Estados Unidos entrará en un proceso electoral, en el que estará en juego la continuidad de Donald Trump como presidente de ese país.

4. Que se observe una desaceleración mayor de la prevista de la economía y comercio mundiales, sobre todo después de que terminen los estímulos fiscales vigentes en economías clave como la de Estados Unidos.

La Fed actualmente está en un ciclo de baja de tasas, como un estímulo a la economía, ante los temores de una desaceleración, sin embargo el futuro de ese ciclo aún es incierto.

5. Que se retrase la recuperación de la actividad económica ante una mayor y más persistente debilidad de los componentes de la demanda agregada.

En este caso, la institución hace referencia a que el ambiente de incertidumbre sobre proyectos de inversión se mantenga en México “y que ello ocasione que se difieran planes de inversión”.

El Gobierno federal y el sector privado presentaron el martes el Acuerdo de Inversión en Infraestructura del Sector Privado, un plan que prevé la inversión de 859 mil millones de pesos en diversos proyectos en los cinco años que restan del sexenio.

Sin embargo, analistas aún destacan que uno de los principales frenos para la economía nacional es la incertidumbre del sector privado, lo que se traduce en falta de inversión.

6. Que se observe un deterioro adicional en la calificación de la deuda de Petróleos Mexicanos (Pemex) o en la soberana, dado que esto afectaría el acceso a los mercados financieros.

Pemex se encuentra en la actualidad ante el riesgo de una rebaja en su nota crediticia, lo que implicaría que sea considera en grado ‘basura’, complicando su financiamiento.

Esto podría contagiar la deuda soberana del país, sobre la que están los ojos puestos, dado los temores de que un menor crecimiento impacte en las finanzas públicas.

7. Que el ejercicio del gasto público en 2020 sea menor del proyectado. Para el año entrante, el Gobierno federal proyecta egresos por 6 billones 107 mil 732 millones 400 mil pesos.

Un menor crecimiento al anticipado en el Paquete Económico, actualmente en un punto medio de 2 por ciento, impactaría en la recaudación del Gobierno, lo que a su vez podría pegar en el gasto al tener menos recursos.

¿Cuáles son, por el contrario, los factores que pueden impulsar a la economía?

1. Que se formalice el T-MEC, lo que daría un fuerte impulso a la inversión.

2. Que un mayor dinamismo de la producción industrial en EU juegue a favor de las exportaciones manufactureras de México y su desempeño.

3. Que se observe un dinamismo de la demanda agregada mayor al previsto, derivado de un aumento en el gasto de los consumidores o de que algunos sectores productivos enfrenten mejores condiciones para aumentar sus inversiones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *