01/06/2020

Diputados y senadores exigen cese de violencia en la UNAM; llaman al diálogo.

La presidenta del Senado, Mónica Fernández, leyó un pronunciamiento avalado por unanimidad contra cualquier tipo de violencia hacia las mujeres.

La Cámara de Diputados y el Senado rechazaron los actos violentos en la UNAM e hicieron un llamado a las autoridades universitarias y a los estudiantes a privilegiar el diálogo, así como no caer en provocaciones y realizar las denuncias correspondientes con el objetivo de restablecer las actividades en las escuelas y facultades que se encuentran en paro de labores.

Por unanimidad de 396 votos, el Pleno de los diputados avaló el punto de acuerdo de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) en el que el órgano manifiesta su preocupación por la suspensión de actividades y los hechos de violencia acontecidos los últimos días en la máxima casa de estudios.

El diputado del Partido del Trabajo, Gerardo Fernández Noroña, exigió un diálogo abierto entre la Rectoría y la comunidad estudiantil en la que se puedan resolver puntualmente las denuncias de violencia de género. 

“Me parece que quedarnos en el exhorto es insuficiente. Desde esta tribuna yo le exijo al rector de la UNAM que encabece personalmente un diálogo público con la comunidad universitaria en la revisión de las denuncias que están realizando y que se comprometa a realizar las sanciones correspondientes”, indicó. 

El morenista Pablo Gómez comentó que el tema del acoso, hostigamiento y otras formas de violencia hacías las mujeres en la UNAM siempre ha existido, pero advirtió que se ha caído en un vacío legal, por ello exigió a las autoridades que investiguen todos los casos y se sancionen estas conductas de acuerdo a la legislación universitaria.

“La universidad tiene paralizada una parte de sus planteles, lo lamentamos, pero más lamentamos que no haya el entendimiento universitario y democrático que corresponde a esa casa de estudios”,

El posicionamiento del grupo parlamentario del PRI se dirigió por la erradicación de la violencia de género, pero también con la exigencia de que se frenen los actos violentos.

“La violencia, la toma de instalaciones y actos vandálicos no es la solución a la problemática que atenta contra la libertad, la dignidad e incluso la vida de los estudiantes, en particular de las mujeres que ven violados sus derechos humanos, no toleremos la violencia hacia las mujeres, pero no lo permitamos en ningún otro espacio de nuestra sociedad”, sostuvo Ana Lilia Herrera.

En el documento avalado por el Pleno se hizo un recuento de lo que ha ocurrido en los últimos meses en la UNAM a partir del 4 de noviembre, cuando iniciaron las protestas por violencia de género hasta los actos violentos del este martes en Rectoría.

Con información de milenio.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *