28/10/2020

Defensa pacta con la ONU que la Legión vuelva de Líbano a partir del 15 de junio

El Ministerio de Defensa ha acordado con Naciones Unidas relevar, a partir del 15 de junio, al contingente español en Líbano que, con más de 600 militares, es el mayor que tiene el exterior. Inicialmente, el regreso de las tropas estaba previsto para mediados de mayo, una vez cumplidos seis meses de misión. Sin embargo, a principios de abril el secretario general de la ONU, António Guterres, decidió que “las rotaciones, repatriaciones y nuevos despliegues de personal militar y policial deberían suspenderse hasta final de junio”, para evitar que los cascos azules pudieran propagar el coronavirus. Eso significaba que el relevo de los soldados españoles de la Fuerza Interina de Naciones Unidas para Líbano (Finul), la mayoría pertenecientes a la Brigada de la Legión, con base en Viator (Almería), debería demorarse dos meses.

El problema para el Mando de Operaciones, del que dependen las misiones en el exterior, es que el aplazamiento de los movimientos de tropas al 1 de julio podía generar un cuello de botella e impedir se completase hasta final de verano. Finalmente, se ha acordado iniciar el relevo el 15 de junio; es decir, un mes después de lo previsto por Defensa pero dos semanas antes de lo que dijo la ONU. Eso sí: el relevo estará sujeto a máximas medidas de seguridad para evitar contagios.

Los miembros de la Brigada Paracaidista (Bripac), que sustituirán a los legionarios, deberán pasar una cuarentena de 14 días antes de partir y se someterán dos veces al test de la covid-19, para lo que el Centro Militar de Farmacia de Colmenar Viejo (Madrid) ya ha sido homologado. Además, se trasladarán encapsulados desde el aeropuerto de Beirut hasta la base Miguel de Cervantes, en Marjayún, al sur del país.

Por otra parte, España ha tomado este jueves el mando de la misión de policía aérea de la OTAN en las repúblicas bálticas, cuyo objetivo es vigilar su espacio aéreo y protegerlo de las intrusiones de aviones rusos. Durante cuatro meses, un destacamento de seis cazas F-18 y 137 militares del Ala 15, con base en Zaragoza, permanecerá desplegado en Sialaui (Lituania), donde también hay Eurofghter Typhoon británicos. El dispositivo aliado se completa con aviones de combate Mirage 2000 franceses destacados en Amari (Estonia). Antes de partir, los miembros del Ejército del Aire han permanecido en cuarentena.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *