20/10/2020

Casos de obesidad aumentan durante confinamiento por COVID-19

Hábitos como el ejercicio, se hicieron a un lado porque no hay espacio en casa o porque se ha caído en el estrés o la depresión

El confinamiento por coronvirus COVID-19 aumenta los casos de obesidad por la falta de actividad física, la ansiedad por el encierro, consumo de alcohol y cambios de hábitos alimenticios.

Al paso que vamos si me cuido mantenerme en esos cinco o seis kilos de sobre peso, pero probablemente llegue a subir hasta los 10 kilos”, dijo Linda Posadas.

Linda Posadas, no sabe si al final de la pandemia aun tenga ropa que ponerse, porque al paso que va ya nada le queda.

Como muchos ha comido en exceso en estos días y es que, además, es repostera, entonces hornea todo lo que se le antoja.

Ese es mi mayor delirio, que si tengo antojo de algo me lo puedo preparar en cualquier momento y no me mido en las cantidades. Ceno entre diez y once de la noche y a veces ceno pizza o ceno tacos o ceno, algún pan dulce”, dijo.

La preocupación de no tener qué comer le ha hecho que el refrigerador siempre este lleno.

Hay de todo, recipientes y más recipientes con guisados y postres.

Los más chicos de la familia se han contagiado y no hay antojo que no se cumpla.

Nada más estoy buscando que es lo que más me puede llenar o satisfacer esta ansiedad. En sí toda la familia modificó sus rutinas, mis hijos que también están padeciendo el dormirse tarde, el levantarse tarde, aunque están tomando clase en línea también se ha visto alterados en cuanto a sueño y hábitos alimenticios”, destacó.

Mantenernos en casa ha hecho que los hábitos, como hacer ejercicio, se hicieran a un lado, ya sea porque no hay espacio para hacer ejercicio en casa o porque se ha caído en el estrés o la depresión.

Hemos podido darnos cuenta que las personas durante esta cuarentena tienden a dos situaciones o una de dos, se mal pasan o ha sido un tiempo justamente para hacer conciencia sobre sus hábitos de alimentación”, explicó la nutrióloga Gabriela Quiroz, Nutrióloga.

Apenas se declaró el confinamiento y en la casa de Linda, lo tomaron como vacaciones, como si fueran fines de semana o festejos de fin de año y se llenaron las alacenas con frituras, antojitos, comida rápida, alimentos procesados.

Otra de las cosas es que se empezaron a comprar bebidas alcohólicas. Esa percepción de fin de semana, la gente tiende a consumir más bebidas alcohólicas eso nos va a dar muchas más calorías en nuestra dieta y pues obviamente no es lo más adecuado sobre todo si las personas padecen obesidad o enfermedad cardiovascular”, insistió la doctora Quiroz.

Dice Linda que probablemente llegue al fin de la pandemia con 10 kilos más.

Tengo una Nutrióloga, pero no la he visto, seguramente ahora que me vea me va a regañar”, concluyó Linda.

Con información de Guadalupe Madrigal

KAH

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *