31/10/2020

Mayo, mejor mes para el peso y petróleo mexicanos

Repunte se da gracias a optimismo de inversionistas por la reapertura de algunas economías tras pandemia

Este mes se convirtió en el mejor para el peso y el petróleo mexicano desde la década de los 90, gracias a que los inversionistas están optimistas por la reapertura de algunas economías, luego de El Gran Confinamiento que desató la pandemia del coronavirus (Covid-19).

Durante mayo la moneda mexicana pasó de 24.47 unidades por dólar a 22.56 en ventanillas de CitiBanamex, lo que significa una apreciación acumulada de 1.91 pesos o 7.8%. Se trata de la ganancia más robusta en un mes desde abril de 1995, cuando el peso se recuperó más de 12% frente al dólar y el país llevaba sólo unos meses usando el régimen de tipo de cambio de libre flotación.

Este año, el mercado cambiario ha estado sujeto a diversas presiones por la pandemia del coronavirus, el desplome del petróleo, la degradación de las calificaciones crediticias de México y Pemex, la desconfianza en las decisiones del gobierno, entre otros factores.

Esto llevó a que el peso finalizara en 25.68 unidades por dólar el pasado 23 de marzo, el peor cierre en su historia.

Sin embargo, la moneda nacional ha recuperado terreno desde entonces a consecuencia del mayor optimismo global por la reapertura de algunas economías, particularmente en Estados Unidos, de acuerdo con Gabriella Siller, economista en jefe de Banco Base.

La apreciación también está relacionada con la especulación del mercado de que la Reserva Federal lleve a terreno negativo su principal tasa de interés, así como con la expectativa de que el Banco de México no recorte de manera acelerada su respectiva tasa, lo que ampliaría el diferencial que se tiene con relación a la Unión Americana.

“Hacia largo plazo no se descartan mayores depreciaciones del peso y una alta volatilidad, pues los fundamentales económicos de México apuntan hacia una fuerte recesión este año”, opinó Siller.

En negociaciones internacionales, el peso finalizó mayo en 22.18 unidades por dólar, aunque llegó a ubicarse en 22.01 durante la mañana del viernes, indican cifras de la agencia Bloomberg.

Mayo de este año también deja ganancias con proporciones históricas para el petróleo mexicano, gracias a la reapertura de algunas economías que ha elevado la demanda del hidrocarburo, así como por los esfuerzos de la OPEP, Rusia, Estados Unidos y otros países por reducir la oferta.

Pemex dio a conocer que cerró mayo vendiendo la mezcla mexicana de petróleo en 29.87 dólares por barril, la cotización más alta desde el pasado 6 de marzo, cuando se negoció en 35.75 unidades.

Durante este mes, el barril nacional se elevó de 12.50 a 29.87 dólares, un repunte de 17.37 unidades o 139%, es decir que subió más del doble de precio. Se trata de la mayor ganancia en un mes desde enero de 1996. Antes de esa fecha, Pemex calculaba precios promedio. •

Por el Universal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *