28/10/2020

Mata policía de Atlanta a afroamericano

Un hombre afroamericano, identificado como Rayshard Brooks, de 27 años, murió la noche del viernes tras recibir un disparo de la policía de Atlanta en una riña luego de ser sometido a una prueba de sobriedad.

Brooks falleció a tiros en el aparcamiento de un restaurante de comida rápida de la cadena Wendy’s en Atlanta, después de resistirse a ser detenido y pelearse con dos agentes, informó este sábado en un comunicado el Buró de Investigación de Georgia (GBI, en inglés). 

Recibió un disparo después de arrebatarle el taser a un oficial y señalarlo mientras huía, dijo este sábado el jefe de la agencia.

El director de la Oficina de Investigación de Georgia (GBI), Vic Reynolds, dijo que el tiroteo fue capturado por una cámara de seguridad y por los teléfonos celulares de los testigos.

“En una circunstancia como esta donde un oficial está involucrado en el uso de la fuerza letal, el público tiene derecho a saber qué sucedió ”, dijo Reynolds en conferencia de prensa.

La policía de Atlanta fue llamada por el restaurante para denunciar que un hombre que dormía en un automóvil bloqueaba el camino de entrada de los clientes, dijo el GBI.

Los oficiales involucrados en el tiroteo no fueron identificados. Brooks murió después de ser llevado a un hospital de Atlanta.

La Alcaldesa de Atlanta, la afroamericana Keisha Lance Bottoms, anunció en una rueda de prensa la tarde del sábado que la jefa de Policía de la ciudad, Erika Shields, había presentado su dimisión. 

La renuncia se anunció poco después de que activistas locales exigieran la renuncia de Shields y de que decenas de personas se manifestaran en Atlanta para denunciar lo sucedido. 

Gerald Griggs, abogado y vicepresidente de NAACP de Atlanta, quien acudió a la protesta, estimó que al menos 150 personas se reunieron este sábado para exigir justicia.

“La gente está molesta ”, dijo Griggs. “Quieren saber por qué su hermano Rayshard Brooks fue asesinado a tiros cuando simplemente estaba dormido del lado del pasajero y no hacía nada”.

A pesar de que Brooks se enfrentó a los oficiales, Griggs aseguró que “podrían haber usado la fuerza no letal para derribarlo”.

El tiroteo se produjo en un momento de mayor tensión por la brutalidad policial y llamada de reformas en todo Estados Unidos luego del asesinato de George Floyd en Minneapolis, el pasado 25 de mayo.

Atlanta se encontraba entre las ciudades de EU donde grandes multitudes de manifestantes salieron a las calles.

Con información de EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *