22/10/2020

La amistad que acabó en el caso Paulette

Aunque hace 10 años cuando el caso de la niña Paulette conmocionó a todo el país, la amiga de Lizette Farah, Amanda de la Rosa, sólo figuró como la acompañante con quien la mamá de la pequeña desaparecida vacacionó en Los Cabos.

Eso cambió con el estreno de la miniserie Historia de un crimen: La búsqueda, ya que este personaje ha cobrado relevancia en la ficción de Netflix, al ser uno de los hilos conductores de esta historia.

En la serie, Amanda, interpretada por la actriz mexicana Diana Bovio, señala desde un inicio que es una actriz de cine nacional, que ha trabajado en diversas películas y que, incluso, tienen amigos en algunas televisoras, pero ¿realmente Amanda es o fue actriz?

Amanda de la Rosa Friscione es el nombre de la examiga de Lizette Farah y se le conocía por el sobrenombre de “La china”. En la serie dice que participó en la película Comando zorras, película que en la realidad existió y en la que efectivamente participó junto al actor Tomás Goros y Paola Durante.

La carrera de Amanda no ha sido bastante productiva en el cine y si bien ha participado en algunos cortometrajes, quizá el más relevante hasta ahora es María Bonita.

Este cortometraje fue estrenado en 2015 y habla sobre la diva del cine mexicano, María Félix, el cual dirigió y fue protagonizado por Diana Bracho y Vico Escorcia.

De acuerdo con el sitio Imdb, Amanda también ha figurado como escritores de algunos cortometrajes como La tercera Raíz y Corredor, así como ser guionista de uno de los episodios de la serie El diez, protagonizada por Alfonso Herrera y Eréndira Ibarra que se lanzó en 2011.

A la par, De la Rosa publicó el libro ¿Dónde está Paulette?, que salió a la luz tras la desaparición de la pequeña y que terminó la relación de amistad entre Lizette Farah y Amanda.

En el libro publicado en 2010, Amanda narra detalles de su relación con Lizette, enfrenta a la opinión pública y las contradicciones del suceso, incluso contraponía las declaraciones de los involucrados, entre ellos, las de su amiga.

Por el UNIVERSAL

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *