25/10/2020

Vigilaremos elecciones, advierte el Presidente

El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que no permitirá que la “sociedad civil empresarial” entregue recursos para apoyar a candidatos de cara a las elecciones de 2021.

De cara al proceso electoral de 2021, el presidente Andrés Manuel López Obrador garantizó que habrá elecciones limpias y libres, en las que no se permitirá el uso de recursos públicos; además, advirtió que no permitirá a los gobernadores incurrir en prácticas como la compra de votos, acarreo y reparto de dádivas.

“Vamos a estar muy pendientes del comportamiento de las autoridades estatales para garantizar que haya elecciones limpias y libres, que no estén pensando —lo digo con toda franqueza— los gobernadores que no se va a meter el gobierno federal, pero que ellos sí van a poder aplicar prácticas de compra de voto, acarreo, reparto de dádivas… Ahí sí, vamos a estar muy pendientes”.

Señaló que su administración no permitirá que ningún funcionario federal se involucre o participe en procesos electorales e insistió en que estará muy pendiente del comportamiento de las autoridades estatales para garantizar que haya elecciones limpias y libres.

Durante su conferencia de prensa en el Campo Militar 23-A, se cuestionó al Mandatario si descartaba la posibilidad de que los gobiernos locales cometieran fraude en las elecciones que se celebrarán el próximo año para renovar la Cámara de Diputados y 15 gubernaturas.

“No creo que suceda, porque antes los fraudes se promovían desde el poder y ahora tenemos el compromiso [de combatirlos], por convicción y porque venimos de luchar contra los fraudes”.

Recordó que esa práctica es un delito y si se demuestra que se empleó dinero público o que el gobierno está interviniendo en las elecciones, el responsable tiene que ser castigado: “Yo estoy obligado a denunciarlo y lo voy a hacer (…) Otro compromiso que tenemos es acabar con los fraudes electorales, garantizar que haya democracia, que el pueblo elija libremente a sus autoridades”.

Dijo que tampoco permitirá que la “sociedad civil empresarial” entregue recursos para apoyar a candidatos, como lo hizo en 2006, y aseguró que “todo eso lo vamos a estar viendo y denunciando”.

Reiteró que las reuniones que hagan gobernadores del PAN son legítimas, pero señaló que en vísperas del proceso electoral “quieren echarle la culpa al gobierno federal… y ahora sí que, como diría el clásico del panismo: ‘¿Y yo por qué?’.

“Si ellos no están haciendo bien las cosas, si dicen que no les alcanza el presupuesto, pues que apliquen medidas de austeridad. Esos que se reunieron todavía tienen los aviones privados y están contratando deuda, siguen gastando como si viviésemos en tiempos del derroche, de los gastos superfluos, no se aprietan el cinturón”.

Ante las acusaciones de malos manejos financieros dentro de Morena, comentó que no le corresponde hablar de los manejos de dinero de partidos políticos, pero señaló que, si hay pruebas de irregularidades, que se presenten denuncias.

“No me corresponde a mí hablar de los partidos en cuanto al manejo interno de sus finanzas. Pero si hay pruebas de irregularidades, de casos probables de corrupción, que se presenten denuncias y que la autoridad competente lo resuelva”.

Acompañado de su gabinete de seguridad, informó que la próxima semana dará a conocer los detalles de un fraude por facturas falsas de 48 mil millones de pesos que se cometió en sexenios pasados, y en el que están implicados políticos y exfuncionarios de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), por lo que, adelantó, se presentarán denuncias penales.

López Obrador justificó que por la sana distancia y para no exponerlos ni exponerse al Covid-19, el pasado lunes, al término de su conferencia en Xalapa, Veracruz, no pudo atender a familiares de desaparecidos que reclamaron su apoyo y quienes reprocharon que, en cambio, sí fue a saludar a la mamá de Joaquín El Chapo Guzmán, en su visita a Badiraguato, Sinaloa.

“Ayer hubo en efecto este incidente, porque por la sana distancia no puedo exponerme ni exponerlos a ellos. Lamento mucho que esto haya pasado, es muy incómoda esta situación de cuidado y de sana distancia, no podemos acercarnos mucho, no es recomendable”.

El Mandatario calificó como una vergüenza que Juan Carlos I, padre del rey de España, Felipe VI, haya sido exonerado de las acusaciones de soborno y aseguró que la población de ese país “no se merece que se tenga ese tipo de representación política”. Dijo que la prensa española no ha informado de este hecho.

“[Es] una vergüenza, sobre todo para los españoles, que es un pueblo trabajador, un pueblo ejemplar, que no merece [tener] ese tipo de representación política”.

“Antes los fraudes se promovían desde el poder y ahora tenemos el compromiso [de combatirlos] por convicción”

Por el Universal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *