20/10/2020

Preparan jubilación con 14 años de trabajo

Con el apoyo de los sectores obrero y patronal, el presidente Andrés Manuel López Obrador presentó una iniciativa de reforma a las pensiones para modificar el régimen de retiro de 1997, en el que hay 48 millones de cuentas de trabajadores en Afore.

La propuesta, que fue bien recibida incluso por sectores críticos como la Coparmex y el PAN, busca reducir de mil 250 semanas cotizadas a 750 semanas obligatorias, poco más de 14 años, para obtener una pensión garantizada, así como el incremento

paulatino de la aportación de los patrones de 5.15% hasta 13.87% sin subir la de los trabajadores. La edad mínima seguirá en 60 años.

El plan va a contracorriente de la tendencia mundial, que eleva la edad de jubilación y promueve el ahorro voluntario.

Acompañado por los sectores empresarial y obrero, el presidente Andrés Manuel López Obrador presentó un proyecto de reforma al sistema de pensiones que tiene como propósito mejorar los ahorros de los trabajadores en el momento de su retiro, con lo cual, aseguró, no se “estatizan las pensiones”, como algunos suponían.

En Palacio Nacional —adonde también asistieron líderes de Morena en la Cámara de Diputados y el Senado, así como el director del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Zoé Robledo—, el Titular del Ejecutivo expresó que nunca fue el propósito “estatizar las pensiones”, sino buscar un mecanismo justo con las Afore y en el que participaran todos los sectores.

Esta reforma implicará cambios en el régimen del Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR) de 1997, que, de acuerdo con el gobierno federal y el sector empresarial, beneficiarán a 48 millones de trabajadores inscritos en una Afore.

Destacó que el plan cuenta con el respaldo de los sectores obrero y empresarial, quienes, junto con Hacienda, trabajaron por un año la iniciativa, porque si la reforma de 1997 no se corrige, los trabajadores que se jubilen recibirían menos de la mitad de su salario y esto se iría agravando con el tiempo.

El titular de Hacienda, Arturo Herrera, explicó que con la reforma los trabajadores aumentarán, en promedio, su pensión 40%, es decir, “no es un asunto menor, se trata de cambiar de manera radical las condiciones de retiro de los trabajadores para que tengan acceso a un retiro justo”. Dijo que otro cambio al actual sistema es que el límite inicial para que un trabajador pueda recibir una pensión garantizada bajará de 24 años a 14.4 años aproximadamente, es decir, se pasará de mil 250 semanas cotizadas a 750 semanas obligatorias.

Señaló que se propone que la aportación aumente de 6.5% a 15%, “la cual se va a elevar por un incremento paulatino de la aportación de los patrones, de 5.15% hasta 13.87%. En un periodo de ocho años, los patrones van a incrementar 2.7 veces lo que aportan para el retiro de los trabajadores”.

Herrera dijo que la aportación del gobierno seguirá siendo la misma, pero ahora se transforma en una “cuota social” concentrada en los empleados de menores ingresos.

Aseguró que con la reforma no se afectan derechos de los trabajadores, la edad mínima para recibir la pensión seguirá siendo 60 años, pero ahora se necesitarán menos de 15 años de cotización y habrá un mayor número de beneficiarios.

López Obrador dijo que entre los aspectos importantes de la iniciativa —que será enviada a la Cámara de Diputados, como cámara de origen— es que se van a estandarizar las comisiones que cobran las Afore, al igual que en otros países.

El Presidente destacó que para lograr esta iniciativa, a pesar de las diferencias, se contó con el trabajo del presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Carlos Salazar Lomelín, quien consideró a la iniciativa como histórica y trascendente, porque tocará la vida de 20 millones de mexicanos.

Destacó que con los cambios que se proponen se aumenta el ahorro de los trabajadores, al juntar las Afore y el Infonavit, para que esa cantidad permita una jubilación digna a los mexicanos.

Salazar Lomelín confió en que el Congreso de la Unión acompañe esta iniciativa porque es benéfica para los trabajadores de México.

El senador y secretario General de la Confederación de Trabajadores de México (CTM), Carlos Aceves del Olmo, expresó que no fue fácil llegar a un acuerdo con el sector empresarial, “es lo que se puede hacer ahorita, pero no quitamos el dedo del renglón”.

El presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) de la Cámara de Diputados, Mario Delgado (Morena), dijo que la iniciativa será una prioridad para la Cámara Baja una vez que comience su próximo periodo ordinario.

Su homólogo en el Senado, Ricardo Monreal, afirmó que con la iniciativa se esfuma el fantasma de la nacionalización de los fondos de ahorro de los trabajadores.

Con información del Universal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *