30/11/2020

Tras reapertura, balnearios lucen vacíos en Jalisco

Estos centros recreativos reabrieron sus puertas el lunes tras permanecer cerrados cuatro meses; sin embargo, la asistencia es menor a la esperada

Con la ilusión de pasar un día recreativo, la familia Servín asistió al balneario Lindo Michoacán, ubicado en Guadalajara. La madre de familia, Lupita, comentó que esperaban con ansias la reapertura de la alberca. Para su sorpresa, sólo otras tres familias asistieron al sitio a disfrutar su sábado.

La familia se muestra feliz de poder tener prácticamente todas las instalaciones para ellos y reiteró que “es preferible esto que ir a alguna otra actividad”. Previo a la contingencia sanitaria, los Servín asistían de manera constante al balneario y refieren lo hacen porque les es accesible que esté dentro de la ciudad.

En el sitio, los cuatro menores de edad se divierten haciendo bombas, explorando las profundidades de la alberca y compitiendo por quién nada más veloz. En Jalisco, los balnearios permanecieron cuatro meses cerrados y reabrieron sus puertas el lunes. Para asistir, sólo se necesita que los interesados utilicen su cubrebocas y respeten las medidas sanitarias del sitio.

Sin importar la capacidad de los balnearios, todos deben de permitir un máximo aforo de 300 personas. Rogelio Guizar, gerente del balneario, explicó que aunque “en redes sociales nos han escrito y hemos recibido muchas llamadas, la gente no viene por temor a que llegue cuando el aforo total esté completo, pero la verdad es que ha sido muy poca la asistencia”.

El balneario mantendrá sus puertas abiertas de nueve de la mañana a seis de la tarde toda  la semana. El costo de acceso es de 100 pesos adulto y 55 niños. Para cualquier duda, los interesados pueden marcar al 33 3635 9399.

Reabren en temporada de menos asistencia

Para los balnearios de la entidad, la reapertura de actividades llega en la segunda parte del año, en la que reciben menos visitantes. “La temporada fuerte es de marzo a Semana de Pascua, ya en julio se nota menos asistencia por el gasto en el regreso a clases y por el cambio de clima”, comentó Arturo del Castillo, coordinador de la Asociación de Parques Acuaticos y Balnearios de Occidente (APABO).

La Asociación sabe que tiene grandes retos en la nueva normalidad. Por un lado el reto de invitar a los jaliscienses, pero también el de incentivar el respeto a las reglas sanitarias. Castillo expresó que en el proceso de adaptación “existe el desafío en el que las personas registren su asistencia al parque, como lo hacen para ir a cenar a un restaurante”.

Para crear unas instalaciones seguras y evitar un cierre como el ocurrido en cines y teatros, la APABO revisa cada una de los balnearios para que cumplan con las medidas sanitarias. Una vez que los protocolos están instalados, el balneario recibe un engomado que los visitantes pueden ver en el ingreso del sitio.

La ventaja de balnearios, dijo Castillo, “es que son espacios muy amplios, se puede cumplir la sana distancia, las mesas se pueden separar todos los metros que se requieran y al ser un espacio abierto es más seguro”.

Con información del informador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *