01/10/2020

El Mencho construyó su propio hospital en Jalisco

Lo hizo para atenderse la insuficiencia renal que padece • Sólo el capo, sus escoltas y lugareños reciben servicio allí

En la comunidad de El Alcíhuatl, a unos 50 kilómetros del municipio de Villa Purificación, Jalisco, Nemesio Oseguera Cervantes, El Mencho, mandó construir un hospital para atender sus problemas de salud, de acuerdo con informes de inteligencia en poder del gabinete de seguridad nacional.

Desde el año pasado, autoridades federales obtuvieron información de que el líder del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), quien tiene 54 años, padece insuficiencia renal, lo que ha deteriorado su salud y dificultado que se oculte en zonas serranas de los estados de Jalisco, Michoacán y Colima.

Según información oficial de inteligencia, a la que tuvo acceso EL UNIVERSAL, el hospital está ubicado en una zona arbolada del poblado mencionado, entre casas y caminos de terracería.

El inmueble fue equipado, por órdenes de Oseguera Cervantes, para atender al propio capo, a su círculo de seguridad y los habitantes de la localidad, la cual se encuentra enclavada en uno de los principales bastiones del grupo criminal.

Fue en este municipio donde en mayo de 2015 fue derribado un helicóptero del Ejército Mexicano durante un operativo realizado por el gobierno federal para capturar al capo michoacano.

El Alcíhuatl apenas cuenta con alrededor de 200 habitantes.

Se trata de uno de los muchos escondites con que cuenta Nemesio Oseguera Cervantes, por quien la Administración para el Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos ofrece una recompensa de 10 millones de dólares.

“Se comprobó que fue un error, que no sucedió lo que [se] mencionaba de que había sido detenido este personaje [Nemesio Oseguera Cervantes] o que había fallecido”

ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR ACERCA DE LA SUPUESTA MUERTE DE EL MENCHO EN JUNIO PASADO

“Manifestamos que no hay grupo criminal alguno con capacidad para desafiar exitosamente a las fuerzas federales de seguridad, y mucho menos a partir de ese evidente montaje”

DECLARACIÓN DE LA SEMANA PASADA DE ALFONSO DURAZO SOBRE VIDEO DE PRESUNTOS SICARIOS DEL CJNG

En la comunidad de El Alcíhuatl, en el municipio de Villa Purificación, Jalisco, el gabinete de seguridad federal identificó un hospital que el capo Nemesio Oseguera Cervantes, mejor conocido como El Mencho, mandó construir para atenderse de los males que le aquejan. Desde el año pasado, autoridades federales obtuvieron información de que el líder del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), que tiene 54 años, padece insuficiencia renal, lo que ha deteriorado su salud y dificultado su refugio en zonas serranas de los estados de Jalisco, Michoacán y Colima.

De acuerdo con información oficial de inteligencia a la que tuvo acceso EL UNIVERSAL, el centro de salud está ubicado en una zona arbolada, entre varias casas y caminos de terracería.

La clínica es un inmueble de color blanco, equipado —por órdenes de Oseguera Cervantes— para el capo, su círculo de seguridad y los habitantes de dicha localidad.

Se encuentra a no más de 50 kilómetros de Villa Purificación, uno de los principales bastiones del CJNG, y donde en mayo del pasado 2015 derribaron un helicóptero del Ejército mexicano durante un operativo del gobierno federal, el cual pretendía capturar al capo michoacano.

Por otro lado, El Alcíhuatl es un poblado que cuenta con alrededor de 200 habitantes y se dedica a la agricultura y a la ganadería. Asimismo, se trata de uno de los muchos escondites que tiene Nemesio Oseguera Cervantes, por quien la Administración para el Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés) ofrece una recompensa de 10 millones de dólares por información que sea útil para lograr su detención.

En el sexenio pasado, las áreas de inteligencia federales detectaron movimientos de El Mencho en zonas de los municipios jaliscienses de Autlán, Casimiro Castillo, El Grullo y Villa Purificación, donde se trasladaba con equipo de seguridad cercano.

Para ganarse la simpatía de los pobladores, entregaba apoyos, despensas y colaboraba con diversas obras en las localidades.

El CJNG y otras organizaciones criminales aprovecharon la pandemia para ganarse el afecto de la población de Jalisco, Michoacán, Veracruz, Colima y Tamaulipas.

La “muerte” de Oseguera Cervantes

En junio pasado se reportó en redes sociales la presunta muerte del líder del Cártel Jalisco Nueva Generación, supuestamente en un enfrentamiento con fuerzas federales; sin embargo, esto fue desmentido por el propio presidente Andrés Manuel López Obrador, además de las áreas de seguridad.

“Se comprobó que fue un error, que no sucedió lo que [se] mencionaba de que había sido detenido este personaje [Oseguera Cervantes] o que había fallecido”, aclaró el Titular del Ejecutivo federal durante una conferencia en Palacio Nacional.

Apenas la semana pasada, al menos 80 presuntos sicarios de las fuerzas especiales del CJNG, con armas de grueso calibre, uniformes tipo militar y vehículos artillados, retaron al gobierno federal a través de un video que circuló en redes sociales.

“Pura gente del señor Mencho”, “puro grupo élite”, “arriba El Señor de los Gallos”, vitoreaban con las armas en mano quienes aparecían en la grabación de más de dos minutos.

No obstante, esta acción fue calificada como un montaje por el secretario de Seguridad y Protección Ciudadana (SPC), Alfonso

Durazo Montaño: “Independientemente de ello, manifestamos que no hay grupo criminal alguno con capacidad para desafiar exitosamente a las fuerzas federales de seguridad, y mucho menos a partir de ese evidente montaje”, expresó el funcionario.

Pese a esto, horas después, el mismo grupo criminal difundió otro video en el que amenazó al líder del Cártel de Santa Rosa de Lima, José Antonio Yépez, El Marro, con quien se disputan el control de las actividades ilícitas en Guanajuato.

Para la DEA, el objetivo principal es capturar al líder del Cártel Jalisco Nueva Generación, El Mencho, por encima de los históricos capos Ismael El Mayo Zambada y Rafael Caro Quintero.

En los últimos meses, el círculo familiar de El Mencho fue debilitado por los gobiernos de México y Estados Unidos, con la extradición a Washington de Rubén Oseguera, El

Menchito, y la detención de Jessica Johanna Oseguera González, La Negra, quienes son hijos del capo michoacano.

Rubén y Jessica son producto del matrimonio que El Mencho mantiene con Rosalinda González Valencia, La Jefa, y eran los principales operadores financieros del grupo criminal de su padre.

En agosto de 2018, la entonces Procuraduría General de la República (PGR) elevó de dos a 30 millones de pesos la recompensa para aquellos que aporten información valiosa que lleve a la captura de Oseguera Cervantes, conocido también como El Gallero o El Señor de los Gallos.

Ese mismo año se le giró una orden de aprehensión por el secuestro y asesinato de los agentes ministeriales Octavio Martínez Quiróz y Alfonso Hernández Villavicencio, hechos ocurridos entre los límites de Jalisco y Nayarit en febrero de 2018.

Con información del UNIVERSAL

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *