28/09/2020

Nexo de Odebrecht, con campaña de Peña: FGR

Durante la segunda comparecencia de Emilio Lozoya, exdirector de Pemex, ante un juez federal, la Fiscalía General de la República (FGR) aseguró que existe un nexo entre la constructora brasileña Odebrecht y la campaña presidencial de Enrique Peña Nieto en 2012.

Los fiscales dijeron que en varias ocasiones Lozoya agradeció a Luis de Meneses, exdirector de Odebrecht en México, “el apoyo” de su empresa a la campaña del mexiquense. El exfuncionario alegó que altos mandos lo utilizaron para fraguar este delito.

La FGR señaló que Odebrecht entregó 10.5 millones de dólares en sobornos a Lozoya, que le significó a la constructora una ganancia de 39 millones de dólares por contratos de obra pública.

El juez, quien vinculó a proceso a Lozoya por asociación delictuosa, cohecho y lavado, le dictó libertad condicional y concedió seis meses a la fiscalía para investigación complementaria en el caso Odebrecht.

De nueva cuenta, la FGR no solicitó prisión preventiva y pidió que use brazalete. Por Odebrecht, al igual que con Agro Nitrogenados, no pisará la cárcel.

Por primera vez, la Fiscalía General de la República (FGR) se refirió directamente al financiamiento ilícito de Odebrecht a la campaña de Enrique Peña Nieto en 2012, mientras que el exdirector de Petróleos Mexicanos, cercano al expresidente, alegó que altos mandos lo utilizaron para fraguar este delito.

En el caso de corrupción internacional que involucra a la constructora brasileña y a funcionarios y empresarios de varios países de Latinoamérica, la FGR señaló que en México, Odebrecht entregó 10.5 millones de dólares en sobornos a Emilio Lozoya y esto le significó a la empresa una ganancia de 39 millones de dólares por los contratos de obra pública que consiguió.

Por ello, Juan Carlos Ramírez, juez de Control, vinculó a proceso a Lozoya Austin por asociación delictuosa, cohecho y lavado de dinero en su calidad de autor material, delitos que presuntamente cometió con dolo. No obstante, decretó libertad condicional al indiciado y concedió seis meses para la investigación complementaria. La FGR no solicitó otra vez prisión preventiva para el exfuncionario, pidió que sólo utilice brazalete electrónico y que se le prohíba salir del país.

El juez concedió la petición tomando en consideración la salud de Lozoya Austin y ordenó que se presente a firmar al Reclusorio Norte dos veces al mes.

En la audiencia que se realizó por videoconferencia y que duró más de 10 horas, Lozoya Austin pidió reservar sus datos, por lo que todo el tiempo se le nombró como ERLA, por sus iniciales. La FGR detalló que en Washington recibió las declaraciones de testigos protegidos en el caso que la justicia brasileña sigue contra la constructora y varios exfuncionarios de ese país.

Detallaron los testigos que contaban con recursos para sobornos a funcionarios y partidos políticos por 431 millones de dólares, también para representantes de países africanos y latinoamericanos a fin de garantizar negocios”, dijo la FGR.

Entre las declaraciones destacó la de Luis de Meneses Weyll, exdirector de Odebrecht México, que según los fiscales es clave para proceder contra Lozoya Austin: “Odebrecht en México era dirigida por Luis Alberto de Meneses, quien constantemente se reunía con ERLA para pedirle orientación en la estructuración de programas en diversos estados”, como Tamaulipas, Veracruz e Hidalgo, indicaron los fiscales.

“Las declaraciones de Luis Alberto de M. son unas de las más importantes en contra de ERLA, ya que como representante de Odebrecht en México diseñó infinidad de planes irregulares junto con ERLA, quien muchas veces le argumentó conocer a la perfección a varios empresarios, con quienes pretendía aumentar sus acciones junto con la empresa brasileña”, subrayaron.

Lozoya ofreció a De Meneses que en caso de que el PRI ganara la Presidencia en 2012, Odebrecht obtendría varios contratos de obra.

“En varias ocasiones ERLA agradeció a Luis de Meneses y a sus colaboradores el apoyo brindado por Odebrecht a la campaña de Enrique Peña Nieto”, enfatizaron.

En el entramado detallado por la FGR se señaló que la hermana Gilda Lozoya; la esposa Marielle Helene Eckes, y la mamá del exfuncionario, Margarita Austin, participaron en asociación delictuosa y lavado, porque a través de sus cuentas bancarias recibió los sobornos de Odebrecht y después adquirió bienes o realizó otras transferencias para blanquear el origen de los fondos.

“ERLA intentó ocultar diversos movimientos y cuentas bancarias, particularmente cuando participaba en la campaña presidencial de 2012”, agregaron los fiscales.

De Meneses declaró que Lozoya le pidió 4 millones de dólares para la campaña de Enrique Peña Nieto en 2012 y que durante el sexenio pidió otros 6 millones para adjudicar contratos a Odebrecht desde Pemex.

“Le dijo que en caso de ganar tendría un cargo que le permitiría proporcionar contratos de obra pública y así fue en los estados de Hidalgo,

Veracruz y Tamaulipas… Recibió 10.5 millones de dólares como sobornos, se asoció con su madre, esposa y otra persona para delinquir, esto es así, ya que su hermana era la propietaria de la cuenta [que recibió el dinero]”, precisaron.

Los fiscales afirmaron que Lozoya presentó a De Meneses con empresarios para hacer alianzas comerciales: “Los testigos protegidos detallan que de 2011 a 2014, en México se hicieron sobornos por 10.5 millones de dólares para asegurar contratos en diversas obras publicas (…) 39 millones de dólares fue el beneficio que se obtuvo en México por la adjudicación de obras. El imputado recibió beneficios económicos en su cuenta en Suiza”, acusó la FGR.

“ERLA violó los códigos de ética de los servidores públicos de Pemex porque no actuó con probidad ni confidencialidad requerida”.

Lozoya Austin se declaró inocente y afirmó que colaborará con la FGR para dar con los responsables: “No soy culpable ni responsable de lo que se me imputa (…) con relación a los hechos que se me imputan fui intimidado, presionado, influenciado e instrumentalizado. Denunciaré, señalaré a las personas responsables de estos hechos y los posibles beneficiarios de los mismos”, dijo.

Su defensa pidió al juez desactivar la orden de aprehensión en su contra debido a que aceptó su extradición; sin embargo, el juez calificó de legal su detención.

“Emilio Lozoya no aportará pruebas para defenderse porque solicitó a la FGR la aplicación de un criterio de oportunidad a cambio de colaborar con información”

“El señor ERLA ha sido, en el marco de los hechos, (…) utilizado en su calidad de instrumento no doloso de un aparato de poder conformado por altas autoridades”

Con información del Universal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *