01/12/2020

Lozoya asegura en su denuncia haber dado 164 mdp a exlegisladores

Emilio Lozoya Austin, exdirector de Pemex, aseguró en su denuncia interpuesta ante la Fiscalía General de la República (FGR) haber entregado dos paquetes de sobornos por un total de 164 millones de pesos a exlegisladores federales para que aprobaran la reforma energética de 2013, promovida durante el gobierno de Enrique Peña Nieto.

En la denuncia, y a la cual tuvo acceso Imagen Televisión , Lozoya Austin acusó que el expresidente Enrique Peña Nieto y Luis Videgaray, exsecretario de Hacienda, le ordenaron repartir este dinero a siete exlegisladores del PAN y del PRI, y a Luis Vega Aguilar, exsecretario de Finanzas del PRI, señalamientos que ya han sido desestimados por algunos de los involucrados.

Lozoya enfrenta dos procesos, uno por el caso Odebrecht y otro por irregularidades en la compra de Agronitrogenados, y a la par colabora con las autoridades en relación a estos casos de corrupción ocurridos en la administración pasada.

El exdirector de la petrolera, quien se encuentra en prisión domiciliaria, dijo en su denuncia que la supuesta entrega de sobornos a quienes eran entonces legisladores se llevó a cabo de la siguiente manera: Según lo relatado por Lozoya, un primer paquete de sobornos por 80 millones de pesos fue dado en siete entregas entre diciembre de 2013 y abril de 2014 a estos siete exlegisladores: Los tres primeros pagos fueron supuestamente realizados el 11 de diciembre de 2013, según la misma información.

 El primero de ellos , por 10 millones de pesos, habría sido entregado en Torre Ares, ubicada en avenida Ejército Nacional número 225, alcaldía Miguel Hidalgo El segundo pago, por 900,000 pesos y el tercero, por 13 millones de pesos , supuestamente fueron dados en una oficina alterna de Pemex, en Montes Urales número 425, Lomas de Chapultepec. Los otros cuatro supuestos sobornos se repartieron a principios de 2014: Estas entregas se habrían llevado a cabo en Montes Urales 425, Lomas de Chapultepec.

En la denuncia, Emilio Lozoya señaló que el expresidente Peña Nieto y el exsecretario Luis Videgaray establecieron como enlace a David Penchyna, entonces presidente de la Comisión de Energía del Senado y quien —según la declaración— en la mayor parte de las reuniones llegaba acompañado de los exsenadores Francisco Domínguez, Jorge Luis Lavalle y Salvador Vega. Lozoya Austin acusó que a Ricardo Anaya se le habrían entregado 6.8 millones de pesos y a David Penchyna seis millones de pesos, el 17 de septiembre del año 2014. Los gobernadores Francisco Domínguez y Miguel Barbosa Huerta han negado haber recibido sobornos durante la discusión de la reforma energética. Otro exlegislador que salió a deslindarse de las acusaciones fue Ernesto Cordero.

En otra parte de la declaración del exdirector de Pemex se habla de un segundo paquete de sobornos por 84 millones de pesos, presuntamente entregado también en 2014. De igual manera, Lozoya Austin aseguró que este dinero comenzó a ser distribuido por órdenes de Peña Nieto y Luis Videgaray, cuando a Odebrecht se le confirmó la continuidad con respecto al contrato de Etileno XXI.

La entrega de estos sobornos, según la misma denuncia, se hizo por medio de Luis Alberto Meneses Weyll, exdirector de Odebrecht en México , en las oficinas de Montes Urales número 425 en Lomas de Chapultepec, donde legisladores enviaban por él. Estos supuestos pagos se habrían distribuido de la siguiente manera: 32 millones a Luis Vega Aguilar, exsecretario de Finanzas del PRI y el resto a los exlegisladores panistas Ernesto Cordero, Francisco Domínguez, Jorge Luis Lavalle, Salvador Vega y Ricardo Anaya. Según Lozoya Austin, la entrega a Vega Aguilar se hizo en tres pagos en abril de 2014, de la siguiente manera: Mientras que los supuestos pagos a Ernesto Cordero, Francisco Domínguez, Jorge Luis Lavalle, Salvador Vega Casillas y Ricardo Anaya, se habrían realizado en cuatro entregas, por un monto de 52 millones 390,000 pesos. Dicha entrega habría sido de la siguiente manera: Lozoya Austin aseguró ante la FGR, que de estas entregas tiene acuses de recibo y videos que las comprueban.

Ante las acusaciones que Lozoya hizo ante le FGR, tres de los implicados se han deslindado de haber recibido el pago de sobornos para aprobar la reforma energética. Tal es el caso del gobernador de Querétaro, Francisco Domínguez, quien este miércoles en conferencia de prensa del presidente Andrés Manuel López Obrador, calificó como calumnias e infamias los señalamientos del exdirector de Pemex. Además, afirmó que desde 2008, como diputado federal, apoyó la reforma energética, en ese momento propuesta por el PAN por lo que “no había necesidad de darme dinero para obtener un voto que ya se tenía por convicción”.

En tanto que este martes, el gobernador de Puebla, Miguel Barbosa , aseguró que nunca tuvo ningún diálogo, ni telefónico ni personal, ni solicitó dinero a Emilio Lozoya. “Yo estoy limpio, actúo con honestidad y buena fe”, expresó y adelantó que presentaría una denuncia contra el exdirector de Pemex, por daño moral en su contra. Por su parte, el exsenador Ernesto Cordero, publicó un tuit en el que afirmó que jamás formó parte de una negociación que implicara recibir dinero a cambio de su voto en el Senado de la República. “NUNCA, como servidor público, participé en un acto de corrupción. Los supuestos señalamientos de Emilio Lozoya son falsos”, escribió.

Con información de Expansión

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *