26/11/2020

México, con mínimo avance en lucha antilavado

Luego de la cuarta ronda de evaluaciones realizada por el GAFI contra el lavado de dinero y financiamiento al terrorismo, México ha mostrado un avance mínimo en materia de prevención y combate de estos ilícitos, de acuerdo con los últimos resultados del Basel AML Index.

Luego de la cuarta ronda de evaluaciones realizada por el Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI) contra el lavado de dinero y financiamiento al terrorismo, México ha mostrado un avance mínimo en materia de prevención y combate de estos ilícitos, de acuerdo con los últimos resultados del Basel AML Index, elaborado por el Instituto de Basilea sobre la Gobernanza.

De acuerdo con la metodología aplicada por dicho organismo, la calificación otorgada a cada país evaluado se basa en: calidad del marco jurídico contra el lavado de dinero y financiamiento al terrorismo, el riesgo de soborno y corrupción, transparencia y normas financieras, rendición de cuentas, así como riesgos legales y políticos.

Según los resultados del Basel AML Index 2020, México se ubicó en el lugar 68, de una lista de 141 países, con una calificación de 5.2, donde 10 representa el riesgo más alto. Prácticamente, es la misma calificación que ha registrado el país en las evaluaciones del Basel AML Index tanto del 2018, donde obtuvo una calificación de 5.13, como del 2019, donde registró 5.17.

Para Miguel Tenorio, experto internacional en gestión de riesgo, esta calificación otorgada a México se basa en los señalamientos del GAFI respecto a la última evaluación realizada al país, misma que fue dada a conocer en el 2018, por lo que para mejorar en este indicador es claro que debe de seguir las recomendaciones del organismo, que son mejorar en materia de procuración de justicia y reforzar la supervisión para las actividades vulnerables.

“Definitivamente México puede mejorar, las acciones que se tienen que desarrollar son muy específicas: se debe reforzar la supervisión de actividades profesionales no financieras o actividades vulnerables, la procuración de justicia y la eficacia en decomisos y aplicación de ley con casos con sentencia. Todos estos son temas en donde nos hace falta avanzar”, comentó Tenorio en entrevista.

De acuerdo con datos de la UIF, esta instancia, que recibe información tanto del sistema financiero como de las actividades vulnerables para detectar casos de lavado de dinero y en su caso formular las denuncias correspondientes, ha incrementado el número de querellas relacionadas con lavado de dinero.

Tan sólo en el 2018, la instancia presentó 82 denuncias, mientras que en el 2019 este número se elevó a 164, mientras que el número de sentencias por actos de lavado fueron 84 un año antes, de seis que se obtuvieron en el 2018, según lo que ha informado el titular de la UIF, Santiago Nieto.

Asimismo, en la actual administración la UIF ha bloqueado alrededor de 7,000 millones de pesos señalados por blanqueo de capitales.

Según el Basel Index 2020, los resultados de este año en materia antilavado deja ver que los países evaluados muestran un nivel bajo de eficacia contra el blanqueo de capitales. “Muchos países pueden tener sistemas sólidos, pero en la práctica no funcionan. O bien, los países no los están haciendo funcionar”.

Con información del Economista

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *