24/09/2020

Rehúyen empresas al crédito bancario por crisis

Menos de una tercera parte de las empresas en el país utilizaron el crédito de la banca comercial para financiar sus operaciones en el segundo trimestre, lo que implicó su menor nivel en una década.

Las compañías están rehuyendo al endeudamiento con estas instituciones, ante su precaria situación económica y la del país, debido a la crisis ocasionada por la pandemia.

En el informe “Evolución del Financiamiento a las Empresas durante el Trimestre Abril – Junio de 2020”, publicado por el banco central mexicano, se detalló que solo el 30.8 por ciento de las unidades productivas indicaron que usaron el crédito bancario.

Esta cifra fue menor al 36.5 por ciento del trimestre previo y es la más baja desde el tercer trimestre de 2010.

“En lo que respecta al endeudamiento de las empresas con la banca, 47.5 por ciento de las empresas indicó que contaba con créditos bancarios al inicio del segundo trimestre de 2020”, señaló la institución, mientras que el 21.6 por ciento de las empresas utilizó nuevos créditos bancarios en el trimestre de referencia.

Las firmas que hicieron uso de nuevos créditos bancarios expresaron haber enfrentado condiciones menos favorables a las del trimestre previo en términos de los plazos ofrecidos, las condiciones para refinanciar créditos, los montos ofrecidos y las tasas de interés.

Los resultados de la encuesta revelaron también que por el contrario, el 73 por ciento de las empresas no solicitaron un préstamo en el periodo mencionado, y la principal limitante, con 62.2 por ciento de respuestas, fue la situación económica en general, seguido de la situación de las ventas y rentabilidad de las compañías, con 49.4 por ciento de respuestas.

Jorge Sánchez, director de Investigación Aplicada de la Fundación de Estudios Financieros (Fundef), comentó que solo el 30 por ciento recurren al crédito bancario y prefieren recurrir a los proveedores, algo más común en los pequeños negocios.

“A pesar de ello, los bancos cuentan con una oferta interesante para el que guste solicitar crédito, pero es un segmento en donde compiten directamente con los proveedores”, dijo.

Aseveró que si no hay una reactivación económica, la situación será complicada, por lo que es importante se den apoyos, por parte del gobierno, a las pequeñas y medianas empresas (Pymes).

“El nivel menor de 10 años se debe a que estamos atravesando por la mayor crisis económica desde hace más de 50 años, así que es normal que bajo esta situación el crédito otorgado caiga; a diferencia de otras crisis, en la del 2020 el sistema bancario es parte de la solución, al tener dinero disponible para prestar”, añadió.

Eduardo López, analista del sector financiero en la casa de bolsa Ve por Más, apuntó que la baja en el uso del crédito bancario obedece a la crisis actual, además de que las instituciones financieras están robusteciendo sus estándares a la hora de otorgar créditos y cuidar sus métricas, entre ellos, el nivel de morosidad y la capitalización.

“Los bancos habían comentado que iban a estar en esa línea, con una mayor cautela y es normal en un entorno de crisis donde su prioridad es cuidar la liquidez, la capitalización y la calidad de sus activos, entonces están siendo más estrictos a la hora de colocar créditos”, indicó.

Consideró que aunque es difícil de prever, la crisis de 2008 es un buen parámetro para estimar el impacto de la actual pandemia, ya que hace 12 años el índice de morosidad en la banca llegó al 5 por ciento.

Francisco Orozco, director del departamento de finanzas región norte del Tec de Monterrey, subrayó que también las empresas son más mesuradas, debido a la experiencia con la que algunas cuentan de crisis previas.

“Han estado recurriendo a otras estrategias en su planeación financiera, tratando de ‘estirar la liga’ hasta donde se pueda para no solicitar un crédito”, señaló.

Sostén del crédito

La principal fuente de financiamiento para las empresas siguen siendo los proveedores, con 77.7 por ciento, más que el 75.9 del trimestre previo.

El 20.9 por ciento de los consultados señaló haber utilizado financiamiento de otras empresas del grupo corporativo y/o de la oficina matriz, 5.3 por ciento de la banca de desarrollo, 4.2 de bancos en el extranjero y 2.1 por ciento recurrió a la emisión de deuda.

Los datos señalan que el 34.6 por ciento de las empresas prevé pedir financiamiento a la banca en el tercer trimestre, menos que el 41.5 por ciento del segundo cuarto.

Con información del Financiero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *