02/12/2020

Chabelo es acusado de acoso sexual por Alexandra Beffer

La actriz Alexandra Beffer nos confesó que Chabelo le pidió un favor sexual para estar en su programa.


 La actriz y hoy productora, Alexandra Beffer, de 50 años, estrenará en dos semanas su programa: Anecdotario de una ciega en su canal de YouTube, donde narrará sus historias; algunas serán divertidas y otras sumamente tristes, como lo fue perder la vista.

Sin embargo, Alexandra también contará en su canal, una difícil historia que ha callado por años: el acoso sexual del que fue víctima por parte de Chabelo, de 85.

– Alexandra, me dices que harás una pausa a tu programa de YouTube: De corazón a corazón, ¿por qué?
“Por falta de recursos económicos, porque es un programa de labor social, el cual hago de corazón, porque no percibo un centavo. En este caso, apoyamos a niños ciegos”. 

Tienes planes a futuro…“Sí, iniciaré con mi programa: Anecdotario de una ciega, en YouTube, porque mis seguidores me preguntan sobre mi vida. Poco se sabe de mí, y mis fans quieren saber cómo me inicié en esta carrera, cómo llegó una niña humilde a ser protagonista de televisión; así que contaré anécdotas divertidas, otras tristes y otras no muy agradables”. 

¿Anécdotas no muy agradables?… ¿como cuáles?“Sufrí humillaciones y ofensas desde niña”.

– ¿Desde niña?“Sí. Fíjate que cuando tenía como 8 años, íbamos en familia a Chapultepec, a un centro de convivencia infantil, y un día ahí estaba mi ídolo Chabelo, grabando su programa; me colé entre la gente hasta la primera fila, pero como no me hacía caso, me trepé al templete por la parte de atrás y él estaba tomando agua… no podía creer que lo tenía cerca, pero tristemente se portó muy grosero conmigo”. 

– ¿Por qué?, ¿qué te dijo?“Me dijo: ‘Pin$%& escuincla piojosa, lárgate de aquí, no me estés chin$%&#$’”.

– ¿Qué pasó por tu mente?“No podía creer que mi adorado Chabelo no tenía la voz de niño, y menos que me dijera algo así. Fue una gran desilusión, destrozó mi corazón de niña y por ello jamás volví a ver su programa”.

 – Qué triste recuerdo…“Sí, nada le hubiera costado saludarme o decirme algo bonito. No sabes cuánto me dolió saber que él no era lo que en la tele aparentaba”.


– ¿Y qué le dijiste a tu mamá sobre eso?“Regresé y le dije que Chabelito no me quería y que me gritó; recuerdo que me abracé a su falda y lloré, pero mi mami no le dio importancia, me dijo que él era una persona famosa y que ya no hablara del tema”.

¿Te volviste a topar con él?“Claro que me lo volví a encontrar, pero de adulta, cuando yo estaba en el medio. Fui famosa por el programa Las solteras del 2, en 1987, pero me casé y me retiré un tiempo. Pero cuando quise retomar mi carrera, tuve un segundo encuentro desagradable con él”. 

– ¿Qué pasó?“En 1995 quise retomar mi carrera y me enteré de que Chabelo estaba haciendo casting para un programa llamado La cuchufleta, y me presenté a las audiciones. En toda mi carrera nunca me ha gustado hablar mal de nadie, nunca lo he hecho; pero tuve una segunda mala experiencia con él, mucho peor que la primera”. 

– ¿Acudiste?“Sí, llamé a Televisa y me dijeron que el casting era en la colonia Nápoles, en la calle de Alabama; llegué con mi curriculum, fotos, todo listo. Fui durante muchos años la voz del Gansito Marinela, así que me sentía muy segura. Fui acompañada de mi esposo, que en paz descanse, y de mi hijito de 3 años, pero ellos me esperaron en un sitio para visitas”.

– ¿Y luego?“Cuando me tocó pasar con Chabelo, le dije que tenía mucha experiencia, que podía hacer cualquier personaje y que quería participar en su programa; pero me sorprendió lo que pasó”. 

– Cuéntanos…“Yo estaba en el escritorio mostrándole las fotos y en ese momento me tomó la mano y me hizo propuestas grotescas. No podía creer lo que me estaba pasando”. 

– ¿Por qué dices que te hizo “propuestas grotescas”?

“Me preguntó: ‘¿Qué tan importante es para ti regresar a la televisión?’, y le dije que era muy importante, porque tenía la preparación necesaria en el medio y que sería un privilegio para mí trabajar con él, y me respondió: ‘De ti depende regresar; un rapidín y estás al aire’”. 

¿Entonces qué hiciste?“Le quité la mano de encima y le dije que ahí estaba mi curriculum, dijo que eso no servía de nada y le respondí: ‘Señor, allá afuera está mi esposo’, y me contestó con sarcasmo: ‘¿Y quién se lo va a decir?, ¿cómo se va a enterar?, ¿se lo vas a decir tú?, porque yo no’. Se portó muy mal conmigo”.

– ¡Pues qué fuerte!…“Entré en shock, pero le dije: ‘No me interesa regresar a la televisión’, y me salí; empecé a llorar de indignación. No es que me espanten las cosas, no soy una santa, pero en ese momento pensé: ‘¿Para qué sirve estudiar, prepararte, si te van a condicionar?’, eso me indignó”.

– Te volvió a desilusionar…“Siempre he dicho que hay que tener estilo, no es ‘el qué’, sino ‘el cómo’. Lo que me dijo fue vulgar, fue algo muy fuerte”. 

¿Le dijiste a tu esposo?“En ese momento, no… sólo le dije que teníamos que irnos; si le hubiese dicho, hubiera desencadenado un gran problema”. 

¿Te afectó?“Sí, en su momento, por eso no regresé a la televisión, preferí la radio. Juan Calderón (q.e.p.d.) fue mi primer jefe y me enseñó mucho. Me refugié en la radio y tengo muchos años haciendo labor social”. 

Alexandra, ¿por qué nunca dijiste esto a los medios de comunicación?“Ahorita esta triste historia salió durante esta entrevista, y la platico porque creo que hoy en día nadie se espanta porque alguien sea gay, porque seas madre soltera… en ese entonces tenía que respetar a mi esposo”. 

Después de lo vivido, ¿cuál es tu sentir hacia Chabelo?“Que uno es quizá Xavier López y otro es Chabelo; pero que Dios lo bendiga, le deseo lo mejor del mundo. El señor seguramente ni se acuerda de mí; no sé si a otras chicas les tocó o sólo a mí, pero no soy quién para juzgarlo”.

– Vaya, ¡qué difícil!…“Sí, qué tristeza que se maneje con una doble cara o doble imagen. Quizá se acuerda de que alguna vez una chava llegó con el hijo y el marido afuera, no lo sé… no sé si ése sea su estilo de vida, no puedo decir más allá de”. 

Después de esta fuerte revelación, ¿te da miedo su reacción?“No. Puede ser que Chabelo se moleste, sé que es una persona famosa e importante, pero hay libertad de expresión y no estoy inventando ni difamando. Repito, esto me pasó a mí, a Alexandra Beffer, y si el señor se indigna, pues no debió haber actuado así conmigo porque se exponía a que algún día yo lo ventilara”. 

¿Pensaste denunciarlo?“No sé si sea acoso, el señor me condicionó y jamás lo volví a ver”. 

– Fue una insinuación sexual…“Pues sí, pero no hice nada porque me dio pena, me sentí avergonzada y me lo callé; pero hoy son otros tiempos”. 

¿Por qué lo cuentas hasta ahora? “Aunque vivimos en un mundo machista, donde el hombre es infiel y no pasa nada, pero una mujer lo hace y es una mujer de las cuatro letras; creo que son otros tiempos porque las mujeres estamos peleando por derechos”. 

Crees que al escucharte, ¿más mujeres salgan a contar su verdad? “En el medio se rumoran cosas, pero yo no sé si esto le pasó a más mujeres o si después de lo que he revelado, saldrán más acusaciones. Yo cuento esto porque es algo que me tocó vivir, no lo hago por dinero ni espero nada a cambio”, concluyó.

Con información de TVNOTAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *