03/12/2020

En Querétaro darán 12 años de cárcel a quien realice fiestas y cause contagios COVID-19

El Código Penal de la entidad podrá portar cargos a quienes realicen fiestas y expongan la salud de los habitantes bajo el delito de “riesgo de contagio”

Querétaro busca la forma de enfatizar y controlar el número de casos de COVID-19 en la entidad, por lo que con una innovadora propuesta las autoridades podrán dar hasta 12 años de cárcel a quienes realicen fiestas y provoquen contagios.

Las fiestas y reuniones donde se dan cita más de 15 personas son una de las causas de contagio de COVID-19. Pese a que en algunas partes del país se activó el semáforo naranja y algunas actividades volvieron a su curso, esto no quiere decir que la presencia del SARS-CoV-2 haya aminorado ni que no exista riesgo de contraer la enfermedad.

En Querétaro, quien organice una fiesta y tras ella haya contagiados por COVID-19 podrá purgar hasta 12 años de cárcel bajo el delito de “riesgo de contagio”, el cual ya se encuentra en el registro del Código Penal.

Al respecto, Juan Martín Granados Torres, secretario de Gobierno estatal informó que “si una persona en el periodo normal que establece la medicina da un positivo a COVID y los médicos establecen que una fiesta o reunión fue el lugar en el que se contagió, se estaría incurriendo en el delito mencionado”.

Cabe señalar que dentro del Código Penal, el artículo 127 BIS-1 dice que “al que sabiendo que padece una enfermedad grave en periodo infectante, sin que la víctima u ofendido tenga conocimiento de esta circunstancia, ponga en peligro de contagio la salud de otro, por relaciones sexuales u otro medio transmisible, se le impondrán penas previstas para el delito de lesiones. En caso de la fracción anterior, se perseguirá el oficio a excepción de cuando se trate de cónyuges, concubinarios o concubinas”.

Las autoridades también sugirieron a los elementos municipales aplicar las medidas que se consideren necesarias para evitar riesgos de contagio en la entidad y destacaron que la labor será disuasiva y preventiva en las zonas limítrofes de Querétaro.

Por su parte, la directora de Servicios de Salud del estado, Martina Pérez Rendón informó que, desde inicios de agosto hasta el 17 de septiembre, aumentaron los casos documentados de familias contagiadas a 55, y que “muchos de ellos ocurren posterior a alguna reunión”.

“Lamentablemente en estos casos si llega a haber pérdidas o casos graves… Por eso el celebrar cualquier circunstancia familiar, un aniversario, o simplemente el hecho de estar juntos puede postergarse”.

En cuanto a los eventos masivos, Marcos Granados destacó que estos siguen suspendidos.

Con información de Noticieros Televisa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *