22/10/2020

Prevé SIAPA cambiar redes en zonas con agua sucia

El aumento de los servicios brindados por reportes de agua sucia provocó que el Sistema Intermunicipal de Agua Potable y Alcantarillado (SIAPA) iniciara un análisis para detectar los focos rojos, con el fin de crear un programa emergente de sustitución integral de las redes hidráulicas más dañadas.

Vía Transparencia, el organismo metropolitano informa que en la última década crecieron casi seis veces las denuncias de usuarios por agua turbia y maloliente: pasaron de 325 en 2010 a mil 886 en 2019.

Entre enero y julio de este año van mil 282, pero Carlos Torres Lugo, director del SIAPA, asegura que los reportes comenzaron a disminuir en este mes, tanto en redes sociales como en el SIAPATEL. “Lo que hemos estado haciendo es un mapeo para valorar y hacer la sustitución de estas líneas que ya están demasiado viejas, corroídas y demás”.

Subraya que el agua de las plantas potabilizadoras sale “cristalina y limpia”; es decir, el problema se presenta en “la red de la distribución y en algunas áreas puntuales”, debido a que la mayoría de las tuberías de la ciudad presenta una antigüedad que va de los 30 a los 80 años. “Estamos en ese estudio para ver dónde es indispensable este cambio o sustitución de la red de agua”.

Torres Lugo recuerda que no significa sólo cambiar el tubo de agua, sino también reparar la calle que se interviene, ya sea con concreto hidráulico o asfalto, y reponer las líneas de drenaje que sean obsoletas. “Aprovechamos para cambiar la red o la tubería sanitaria. En donde no hay red pluvial, también sería colocarla para aprovechar esta apertura. Eso representa muchos recursos”.

Aclara que se deben tomar en cuenta las condiciones económicas actuales del organismo y elaborar un presupuesto de egresos que atienda estas necesidades. “Se agudizó el tema de calidad de agua y mucho lo atribuimos a la infraestructura vieja. Haremos una partida especial para renovar la red hidráulica”.

El SIAPA tiene un presupuesto de cinco mil 148 millones de pesos para este año, de los cuales 547.3 millones son para obra pública, según la reciente modificación realizada al gasto anual.

Alistan renovación de planta potabilizadora de Miravalle 

  • Es la principal infraestructura del SIAPA en la zona metropolitana

Para mejorar la calidad del agua, el Sistema Intermunicipal de Agua Potable y Alcantarillado (SIAPA) renovará las plantas potabilizadoras a su cargo. Durante este año iniciará  la intervención de la  planta número  uno  de Miravalle,  que es la principal abastecedora de agua potable en la Zona Metropolitana de Guadalajara, en la que se invertirán cerca de 80 millones de pesos.

Carlos Torres Lugo, titular del organismo, puntualiza que la primera etapa consiste en la intervención de los sistemas de filtración. “Esta planta no tenía una intervención de este tipo desde 1998-1999. Desde entonces no se le ha dado mantenimiento a esta planta en particular… por eso parte de nuestro presupuesto se irá en esto, en la modernización de las plantas potabilizadoras”.

Recuerda que el año pasado, en conjunto con la Comisión Estatal del Agua (CEA), se apostó al abastecimiento de agua para la metrópoli, con la limpieza de los canales de Las Pintas y el canal abierto de Atequiza, que es el sistema viejo, “limpiando y recuperando la sección hidráulica”.

Este último se intervino durante el segundo trimestre del año pasado para aumentar hasta en 50% el flujo del agua que llega a la planta potabilizadora de Miravalle.

Durante la supervisión de los trabajos, las autoridades aseguraron que este canal no recibía un mantenimiento integral desde hace más de dos décadas.

“La Comisión Estatal del Agua se enfocó en esto, para que nos llegue más agua a la zona metropolitana. Ahora que nuestras plantas potabilizadoras van a ser más demandadas, que se les va a requerir más uso, nos estamos enfocando en renovarlas para mejorar el servicio de la población”.

Acentúa que durante el año pasado se atendió una primera etapa de modernización y mantenimiento en la planta potabilizadora número  dos, que está en Las Huertas,  y la planta tres, en  San Gaspar.

De acuerdo con las actas de sesión del Comité de Obra Pública del SIAPA, durante este año se autorizó un proyecto de remodelación del laboratorio de la planta de Miravalle, por 945 mil 914 pesos, y uno más por 604 mil 969 pesos para la planta de San Gaspar.

También se aprobó iniciar con los procesos de adquisición para el desarrollo de dos diagnósticos integrales de las plantas de Las Huertas (por 406 mil 556 pesos) y San Gaspar (por otros 435 mil 634).

Heredan problemas

En la pasada administración se reconoció que más de 10 mil millones de pesos se requieren para la sustitución de las redes de agua y alcantarillado obsoletas en Guadalajara.  Por ejemplo,  se aceptó que  dos mil 544  kilómetros de redes debían ser sustituidas por tener una antigüedad de entre 30 y 80 años, por lo que se requerían cuatro mil millones de pesos para una renovación total.Por otra parte, en el caso del alcantarillado, se necesitaba una inversión de seis mil millones de pesos para  cambiar  las redes viejas.

En 2010, el Sistema Intermunicipal de Agua Potable y Alcantarillado confirmó que tardaría 54 años para abatir el rezago en las líneas de abastecimiento en el municipio tapatío. El problema es que, para esa fecha, el resto de las tuberías de Zapopan, Tlaquepaque y Tonalá, que registran actualmente una menor antigüedad, también cumplirían su vida útil.

En el desglose, 154 colonias padecen problemas. Las que tienen redes de agua más vulnerables son: Centro, Americana, Analco, Capilla de Jesús, La Loma, Moderna, Sagrada Familia, Belisario Domínguez, La Perla, Balcones de Oblatos, Del Fresno, Jardines de los Arcos y Lomas del Paradero, entre otras.Destaca que esas tuberías obsoletas y los daños en las tomas domiciliarias provocan que miles de metros cúbicos de agua se desperdicien diariamente en las fugas.

Los baches que aparecen durante el temporal son una de las principales quejas de la población en la metrópoli. Sin embargo, la proliferación de los socavones también es importante.

Otro estudio reveló que, entre 2010 y 2018, se atendieron más de 26 mil socavones. Las problemáticas que derivan en su aparición son más graves que las que se producen por los baches, pues si bien éstos pueden afectar las llantas o la suspensión del vehículo, los hundimientos significan, en el menor de los casos, el cierre de la vialidad por un día entero. En el periodo en análisis, el sector Hidalgo (Norponiente de Guadalajara)  fue  el que más intervenciones presenta.

Con información del Informador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *