26/11/2020

Donald y Melania Trump dan positivo a Covid-19

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció este jueves que tanto él como la primera dama, Melania Trump, dieron positivo en las pruebas de Covid-19, que se realizaron luego de que se confirmó que una de las principales asesoras del republicano contrajo el virus. 

A través de su cuenta de Twitter, el presidente escribió: “Esta noche, la Primera DamaMelania Trump, y yo dimos positivo a coronavirus. Comenzaremos el proceso de cuarentena y recuperación de inmediato. ¡Superaremos esto juntos!”.

También la primera dama, Melania Trump, escribió en Twitter: “estoy en cuarentena, en casa, después de dar positivo. Nos sentimos bien, he pospuesto mis compromisos de agenda. Por favor, manténganse a salvo y lo superaremos juntos”. 

“Karen y yo enviamos nuestro amor y oraciones a nuestros queridos amigos el presidente Donald Trump y la primera dama. Nos unimos a millones en todo Estados Unidos que oran por su plena y rápida recuperación”, tuiteó más tarde el vicepresidente Mike Pence, sin dar detalle sobre si él se realizaría una prueba o si comenzaría un aislamiento.

Trump sugirió inyectarse cloro, aunque luego declaró que fue de manera sarcástica. Rechazó los consejos de la ciencia y sólo se le vio un par de ocasiones con cubrebocas. Aseguró que el virus se iría en la época de calor. Culpó a China por la pandemia. Cerró sus fronteras a Europa y Asia, también con México, donde consideró que había un problema mayor. Subestimó la muerte de 200 mil personas. Y resultó positivo a coronavirus.

La noticia se confirmó tres horas después de que Bloomberg reveló que Hope Hicks, una de las principales asesoras del presidente, también resultó positiva. Ella viajó con él a bordo del Air Force One, con destino a Cleveland, Ohio, para el primer debate frente a Joe Biden, y también a bordo del helicóptero Marine One, rumbo al rally de Minnesota este miércoles.

Varios miembros del personal de la Casa Blanca han dado positivo al virus, incluyendo a Katie Miller, la secretaria de prensa del vicepresidente Mike Pence, y al asesor de seguridad nacional Robert O’Brien.

De inmediato, el médico de la Casa Blanca, Sean P. Conley, dijo que el presidente y la primera dama “están bien en este momento” y “planean quedarse en casa durante su convalecencia”.

“Tenga la seguridad de que espero que el presidente continúe desempeñando sus funciones sin interrupciones mientras se recupera”, agregó.

El diagnóstico marca un gran golpe para un presidente que ha estado tratando desesperadamente de convencer al público estadounidense de que lo peor de la pandemia ha quedado atrás, incluso cuando los casos continúan aumentando apenas unas semanas antes de las elecciones del 3 de noviembre. Y se erige como el susto de salud pública más grave conocido que haya enfrentado cualquier presidente estadounidense en ejercicio en la historia reciente.

Los síntomas de Covid-19 pueden incluir fiebre, tos y dificultad para respirar. La mayoría de las personas desarrollan sólo síntomas leves. Pero algunas personas, generalmente aquellas con otras complicaciones médicas, desarrollan síntomas más severos, incluida la neumonía, que puede ser fatal.

Trump había minimizado constantemente las preocupaciones sobre ser personalmente vulnerable a contraer Covid-19, incluso después de que varios miembros del personal de la Casa Blanca se contagiaran.

“No sentí vulnerabilidad alguna”, dijo a los periodistas en mayo.

En cambio, ha alentado a los gobernadores a reabrir sus estados y ha tratado de centrar la atención de la nación en los esfuerzos para reactivar la economía, no en el número creciente de muertos por Covid, mientras busca otro mandato de cuatro años.

La Casa Blanca tiene acceso a recursos casi ilimitados, incluido un suministro constante de pruebas rápidas, y aún así el presidente resultó positivo, lo que genera dudas sobre cómo el resto del país podrá proteger a sus ciudadanos.

De acuerdo con el recuento de la Universidad Johns Hopkins, Estados Unidos registra hasta el momento de 7 millones 277 mil contagios y 207 mil 291 muertes por la pandemia.

Trump no es el único líder mundial de peso que se sabe ha contraído el virus. El primer ministro británico, Boris Johnson, pasó una semana en el hospital, incluidas tres noches en cuidados intensivos, donde le administraron oxígeno y lo vigilaron las 24 horas del día trabajadores médicos.

La canciller alemana, Angela Merkel, se aisló después de que un médico que le dio una vacuna dio positivo por el virus, el primer ministro canadiense Justin Trudeau trabajó desde su casa después de que su esposa se enfermara, y el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, contrajo el virus tras meses de minimizar la pandemia.

Con información de Claudio Huerta / Latinus

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *