17/01/2021

Pasean tapatíos sin miedo al botón de emergencia

Como si nada.

El confinamiento y la sana distancia pasaron al olvido y el cubrebocas se volvió opcional entre los tapatíos.

La advertencia del Gobernador Enrique Alfaro de activar el botón de emergencia por el reciente repunte de contagios por Covid-19 sirvió de poco.

El Centro Histórico de Guadalajara tuvo un sábado “relajado” parecido a la normalidad previa a la pandemia.

Mientras la Plaza de la Liberación y la Plaza de Armas continúan cerradas con vallas y cintas, los andadores en el primer cuadro de la Ciudad parecen un desfile.

Luz Medina y su esposo, ambos de la tercera edad, pasan el rato sentados en una banca frente al Mercado Corona sin ninguna protección.

Sobre la Avenida Juárez una larga fila da la vuelta para entrar a una tienda departamental, para aprovechar las liquidaciones.

El crucero de Plaza Universidad también luce como las estampas tradicionales con cientos de personas paseando de un lado a otro.

El ajetreo también alcanza al Paseo Alcalde, donde los visitantes se concentran afuera de la Catedral que permanece restringida.

En los centros comerciales las escenas fueron similares: estacionamientos abarrotados y aglomeraciones en sus pasillos, áreas de comida donde no se respetó la sana distancia.

En la última semana se ha registrado un incremento de casos activos en el Estado y el mayor pico con 3 mil 916 personas portadoras del nuevo coronavirus, por lo cual el titular del Ejecutivo hizo nuevamente un llamado a la responsabilidad individual, recordando que no se ha superado la emergencia sanitaria y se podría aplicar las restricciones de movilidad y actividades económicas por 14 días de mantenerse la tendencia al alza.

Con información de Sara Ochoa / Grupo Reforma

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *