04/12/2020

Costará 17 mil mdp más el Tren Maya

Modificaciones al proyecto original encarecieron la obra, pero aún puede aceptar más alzas sin dejar de ser rentable: Fonatur

El Tren Maya, una de las obras emblemáticas de este gobierno, tiene un costo de 321 mil 385 millones de pesos, casi 17 mil 500 millones más de lo que se previó en enero de este año.

Modificaciones a los trazos y otras adecuaciones encarecieron el proyecto, informó el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) a la Unidad de Inversión de Hacienda.

Originalmente se tenía prevista una inversión de 303.8 mil millones de pesos, recursos que incluían el desembolso de equipamiento, reinversión en materiales rodantes, costos de operación y mantenimiento.

En una nueva versión sobre el proyecto, Fonatur ajustó todos los gastos e incorporó la adecuación de la autopista Mérida-Cancún, que compartirá derecho de vía con el Tramo 4, lo que elevó la obra en casi 10 mil millones de pesos. El plan no incluye el cambio en la ruta Mérida-Cancún-Chetumal, por la que el tren se moverá con electricidad.

Fonatur detalló que el Tren Maya puede soportar un alza en la inversión de hasta 256% para que deje de ser rentable.

Con clave de cartera en la Unidad de Inversión de la Secretaría de Hacienda, 2021W3-N 0001, el Tren Maya, una de las obras emblemáticas de esta administración, ya tiene un costo total de 321 mil 384.8 millones de pesos, casi 17 mil 500 millones más de lo originalmente previsto en enero de este año.

El proyecto que tendrá un recorrido de mil 502 kilómetros, 62 kilómetros adicionales al diseño previsto inicialmente, ya cuesta más y es, hasta el momento, menos rentable.

Información del Fondo Nacional del Fomento al Turismo y de Hacienda muestra que el valor presente neto (VPN) del tren bajó de 206.6 mil millones a 189.9 mil millones de pesos y su Tasa Interna de Retorno (TIR) se ajustó de 21.2% a 19.6% en los últimos seis meses.

Las modificaciones al proyecto encarecieron la obra e incluso, en la última actualización a la Unidad de Inversión de Hacienda, el pasado 17 de junio, Fonatur considera que el Tren Maya puede soportar un aumento en inversión de 256% para que deje de ser rentable, “pues 352.2 mil millones de pesos sin IVA —48.4 mil mdp más de lo previsto— haría que el VPN fuera cero”, indicaron.

En los últimos meses, el proyecto ha sido modificado tanto en trazo como, recientemente, en el uso de combustible para su funcionamiento, pues 40% de la ruta será electrificada.

Inicialmente, Fonatur hizo una presentación oficial del proyecto en enero pasado y según la versión pública sostenía que los costos de inversión en obra, equipamiento, reinversión en materiales rodantes y costos de operación y mantenimiento para 30 años sumaban 303.8 mil millones de pesos.

En la versión pública del 17 de junio, Fonatur ajustó los números argumentando que “el monto total de inversión —incluyendo la adecuación de la autopista Mérida-Cancún que compartirá derecho de vía con el Tramo 4 (Izamal-Cancún), la primera gran modificación de la obra— ascienden a 320.6 mil millones de pesos.

Tan sólo la modificación de esta autopista tiene un costo de 9 mil 860 millones de pesos.

Sin embargo, el monto total difiere del reportado por la SHCP en la página de Transparencia Presupuestal por 321.4 mil millones de pesos.

FONDO NACIONAL DEL FOMENTO AL TURISMO (FONATUR) “En un momento futuro se podría transitar a locomotoras impulsadas por hidrógeno”

Sin incluir electrificación

En esta nueva revisión del costo total de la inversión de la magna obra no se incluye lo que puede costar electrificar 40% de la ruta del tren, que inicialmente utilizaría diesel UBA para su funcionamiento, tomando en cuenta que será necesario desarrollar la ingeniería básica e incorporar la infraestructura como postes, cableado y catenarias —estructuras auxiliares que sostendrán los cables.

Los tramos de la ruta Mérida-Cancún-Chetumal serán electrificados, es decir 690 kilómetros de ruta, incluyendo vías dobles para servicios múltiples usando trenes híbridos (diesel-eléctrico) y eléctricos.

Éstos pueden operar en su modo eléctrico y en plena vía cambiar de modalidad y prender el motor diesel-eléctrico para tramos sin cableado: “A futuro se podría transitar a locomotoras impulsadas por hidrógeno”, agrega Fonatur.

Con información del Universal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *