03/12/2020

Ecologistas buscan reintroducir demonios de Tasmania en Australia continental

Un grupo ecologista liberó más de 25 demonios de Tasmania continental en el marco de un proyecto que busca reintroducir este animal en una zona

Un grupo ecologista ha liberado más de 25 demonios de Tasmania en Australia continental a través de un proyecto que busca reintroducir este animal en una zona en la que habitó hace 3 mil años.

La organización Aussie Ark pretende salvar a este emblemático animal, que en la actualidad habita en la isla australiana de Tasmania y cuya población ha sido diezmada por un tumor facial, y restablecer el ecosistema amenazado por especies invasoras.

El actor australiano Chris Hemsworth, que encarna el personaje de Thor en la saga de películas de Marvel, y su esposa, la actriz española Elsa Pataky, ayudaron a mediados de septiembre a liberar 11 ejemplares en el santuario Barrington Tops, a unos 300 kilómetros al norte de Sidney, que se suman a 15 especímenes devueltos antes.

El proyecto, en el que también participan las organizaciones Global Wildlife Conservation y Wild Ark, pretende también restaurar el ecosistema australiano que fue alterado tras la llegada de los colonos británicos a finales del siglo XVIII y liberarlo de depredadores salvajes introducidos como dingos, gatos o zorros.

Los investigadores de las oenegés, que ya han criado a 400 ejemplares de demonios de Tasmania (Sarcophilus harrisii) en cautividad, controlarán los movimientos de estos marsupiales con el fin de seguir los progresos que hacen en la adaptación a su nueva vida salvaje.

Los demonios de Tasmania desaparecieron del territorio continental de Australia hace 3 mil años, en mayor parte, al ser presa de los dingos -una especie invasora descendiente del lobo asiático-.

Estos pequeños marsupiales de color negro y grandes colmillos sufren un cáncer contagioso, que se propaga por transmisión directa a través de las mordeduras que se infligen los animales en la cara durante los procesos de alimentación y apareamiento.

Este tumor aparece en la boca del animal y aumenta de tamaño hasta causar unas deformaciones que le impiden comer.

Con información de EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *