22/10/2020

‘El Mencho’: De jornalero al narco más buscado

Nemesio Oseguera Cervantes, mejor conocido por su alias, se mantiene en la lista de los más buscados del Gobierno de Estados Unidos, pese a las versiones de su estado de salud, su supuesta muerte y el operativo “Agave Azul” para congelar casi más 2 mil cuentas bancarias ligadas con el Cártel Jalisco Nueva Generación.

El capo de 54 años es oriundo de la comunidad de Aguililla, Michoacán, entre una familia de seis hermanos; fue nombrado en honor a su padrino.

Las investigaciones de la DEA y registros de inteligencia señalan que alcanzó a cursar hasta el quinto año de primaria para dedicarse a la colecta de aguacates con su familia, supuestamente para el “Cártel de los Aguacateros” de los Valencia.

Luego de tres años en prisión y ser deportado, siguió en el “negocio” en la frontera de Tijuana hasta que presuntamente fue expulsado por grupos locales

Para finales de los 90, las indagatorias revelan que se afincó en Jalisco e incluso se convirtió brevemente en policía municipal de Tomatlán

Tras dejar el uniforme, empezó a trabajar con el Cártel del Milenio, que sembraba mariguana y amapola en su tierra de origen y se hizo hombre de confianza de Armando Valencia Cornelio “El Maradona” y Óscar Orlando Nava Valencia “El Tigre”

Rápidamente escaló a jefe de sicarios en la plaza de Guadalajara y encargado de seguridad, como parte del grupo “Mata Zetas”

En la Perla Tapatía, el grupo de Los Valencia sostenía una alianza con el Cártel de Sinaloa hasta el 29 de julio de 2010, cuando fue abatido Ignacio “Nacho” Coronel y precipitó la fractura.

El Cartel de Milenio se dividió en dos: La Resistencia que lideraba Ramiro Pozos González “El Molca” y “Los Torcidos”, comandados Erick Valencia Salazar “El 85” y Oseguera Cervantes; el mote se relaciona por una supuesta traición que derivó en la captura de Óscar Nava Valencia “El Lobo”, pero se denominarían oficialmente como el Cártel Jalisco Nueva Generación.

La pugna entre las facciones desató una escalada de violencia en Guadalajara, con los primeros narcobloqueos, narcomensajes, ataques en centros nocturnos y cadáveres apilados en público y “La Resistencia” perdió la batalla.

En 2012, tras la detención de “El 85” y “El Molca”, el control absoluto quedó en manos de “El Mencho” y el CJNG comenzó su meteórico crecimiento.

El 26 de agosto de 2012, circularon rumores respecto a la captura de Oseguera tras un enfrentamiento con agentes de la Marina, en el Municipio de Tonaya, pero la reacción violenta de sus subalternos, que incendiaron vehículos en la capital jalisciense y el interior el Estado, supuestamente obligó su liberación

El cabecilla del CJNG se convirtió en el objetivo prioritario del Gobierno Federal y lanzó el Operativo Jalisco que sólo sirvió para darle mayor notoriedad, aquel 1 de Mayo de 2015, una fecha que difícilmente se borrará de la memoria de los tapatíos

“El Mencho” fue ubicado en Villa Purificación y se envió un helicóptero de la Fuerza Aérea Mexicana para concretar la captura, pero su equipo de seguridad alcanzó a reaccionar y lograron derribar la aeronave con lanzacohetes RPG y murieron 17 tripulantes, sólo uno sobrevivió. La misión fallida desató el caos en el Estado con enfrentamientos a plena calle, 39 bloqueos en 25 municipios y quemas de bancos y gasolineras

El último intento conocido fue en 2018, cuando efectivos de la Marina atacaron a un convoy de patrullas del Estado, en Jilotlán de los Dolores porque supuestamente Oseguera Cervantes iba en un vehículo clonado y vestido de policía

También se le ha relacionado con el desplome del helicóptero que le costó la vida al Secretario de Seguridad Pública de Michoacán Martín Godoy Castro, el año pasado, así como el atentado contra el ex Fiscal General de Jalisco, Luis Carlos Nájera, en un restaurante de Avenida Chapultepec

Desde 2014, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos ha “fichado” a decenas de empresas por operaciones con recursos de procedencia ilícita ligadas al CJNG y ha sido considerado el cártel del siglo por su expansión internacional y operaciones multimillonarias.

La DEA recién ascendió a 10 millones de dólares la recompensa por información que lleve a su captura, siendo que más de 700 colaboradores han sido detenidos a través del Proyecto Python.

En febrero pasado, “El Mencho” recibió un duro golpe cuando su hijo y heredero Rubén Oseguera González “El Menchito” fue extraditado y su hija, Jessica Johanna Oseguera González, fue detenida cuando acompañó a su hermano a una audiencia.

El CJNG recién fue catalogada como una de las organizaciones criminales más peligrosas del mundo, a la par de la mafia rusa y las triadas chinas.

“El Mencho” ha sido descrito como un fantasma, que actúa sumamente cauteloso, interactúa con pocas personas y mantiene su escondite entre la Costa Sur de Jalisco y la Sierra de Amula.

Con información de Grupo Reforma

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *