02/12/2020

Tribunal Electoral avala resolución del INE y confirma tercera encuesta entre Mario Delgado y Muñoz Ledo

El Tribunal Electoral desechó impugnaciones contra la encuesta para renovar la dirigencia del INE y confirmó el empate técnico entre Porfirio Muñoz Ledo y Mario Delgado

La Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) aprobó, por unanimidad de votos, la encuesta abierta del Instituto Nacional Electoral (INE) para renovar la dirigencia de Morena, en la que quedaron en empate técnico Porfirio Muñoz Ledo y Mario Delgado Carrillo por la Presidencia.

Entre el 12 y 13 de octubre, Muñoz Ledo y Yeidckol Polevnsky promovieron juicios contra los resultados de la encuesta abierta dados a conocer por el INE para renovar la dirigencia de Movimiento Regeneración Nacional.

Argumentó además que en el acuerdo del Instituto Nacional Electoral no se establecieron reglas en la celebración de la nueva encuesta para conocer qué empresas participarán en su realización, y la omisión en establecer reglas para el acceso a medios de comunicación; financiamiento con topes máximos de gastos; fiscalización de recursos e impugnación en relación con la promoción personalizada en caso de que participen servidores públicos.

Por su parte, Polevnsky Gurwitz alegó que los encuestadores no estaban familiarizados con la pronunciación de su nombre, lo que causó incertidumbre entre los entrevistados sobre si contendía o no por el cargo. Además, argumentó que en el ejercicio las mujeres tuvieron menos exposición, y que la forma mediante la cual se realizó la encuesta para la presidencia y secretaría del partido, con base en las listas existentes, vulneró los principios de certeza y seguridad jurídica en la encuesta abierta.

En sesión pública no presencial, los magistrados desestimaron los agravios al considerar que la encuesta constituye un ejercicio estadístico, y no un proceso de votación mayoritaria por lo que no es posible trasladar de manera automática los principios del sufragio en las elecciones ordinarias.

Argumentó además que en el acuerdo del Instituto Nacional Electoral no se establecieron reglas en la celebración de la nueva encuesta para conocer qué empresas participarán en su realización, y la omisión en establecer reglas para el acceso a medios de comunicación; financiamiento con topes máximos de gastos; fiscalización de recursos e impugnación en relación con la promoción personalizada en caso de que participen servidores públicos.

Por su parte, Polevnsky Gurwitz alegó que los encuestadores no estaban familiarizados con la pronunciación de su nombre, lo que causó incertidumbre entre los entrevistados sobre si contendía o no por el cargo. Además, argumentó que en el ejercicio las mujeres tuvieron menos exposición, y que la forma mediante la cual se realizó la encuesta para la presidencia y secretaría del partido, con base en las listas existentes, vulneró los principios de certeza y seguridad jurídica en la encuesta abierta.

En sesión pública no presencial, los magistrados desestimaron los agravios al considerar que la encuesta constituye un ejercicio estadístico, y no un proceso de votación mayoritaria por lo que no es posible trasladar de manera automática los principios del sufragio en las elecciones ordinarias.

Con información de López-Dóriga Digital

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *