05/12/2020

Comienza Israel pruebas en humanos de vacuna contra COVID-19

Depok (Indonesia), 22/10/2020.- An Indonesian official wears protective clothing as she performs an injection on a vonlunteer during the COVID-19 immunization simulation in Depok, West Java, Indonesia, 22 October 2020. At least 2,200 people volunteers around the country will be receive the COVID-19 disease vaccine at the end of 2020. The Indonesian government will monitor their physical health regularly and if the trial proves to be successful, the government will produce 250 million doses of the vaccine in 2021. EFE/EPA/Bagus Indahono

La vacuna israelí, ‘BriLife’, probada con éxito en ratones, hámsteres, conejos y cerdos, está desarrollada a partir del virus de la estomatitis vesicular

El israelí Segev Harel fue el primer voluntario en recibir la vacuna contra COVID-19 que comienza la fase de pruebas en humanos en Israel, tras desarrollar con éxito una respuesta inmunitaria en animales.

“Tenemos muchas esperanzas en el desarrollo de esta vacuna por parte del Instituto de Investigación Biológica de Israel”, declaró a la Radio del Ejército el director general del Ministerio de Salud, Hezi Levy.

Benny Gantz, titular de Ministerio de Defensa del que depende el Instituto (IIBR, por sus siglas en inglés), visitó al primer voluntario en el hospital Sheba, cerca de Tel Aviv, donde estará vigilado durante las primeras horas antes de ser dado de alta.

El hospital Hadassah de Jerusalén administrará la vacuna a un segundo voluntario, y los dos participantes recibirán seguimiento durante tres semanas para evaluar los resultados. De concluir con éxito, los ensayos se ampliarán a ochenta israelíes de entre 18 y 55 años.

En diciembre está prevista una segunda etapa con 960 voluntarios mayores de edad en varios centros médicos de todo el país. La tercera y última, programada para los meses de abril y mayo de 2021, incluye las pruebas en 30 mil participantes, antes de recibir la autorización para su uso masivo.

La vacuna ya tiene nombre comercial: ‘BriLife‘, un juego de siglas entre el término “salud” en hebrero (briut), la abreviatura de Israel (il) y la palabra inglesa “life“, vida.

El Instituto prevé producir quince millones de vacunas tanto para ciudadanos israelíes como para “los vecinos cercanos” de la región.

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, adelantó que al mismo tiempo que comienza el experimento Israel negocia para comprar más vacunas que se están desarrollando en otras partes del mundo.

La vacuna israelí, probada con éxito en pequeños animales (ratones, hámsteres y conejos) y en grandes (cerdos), está desarrollada a partir de un virus existente: el VSV, virus de la estomatitis vesicular.

Con información de EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *