05/12/2020

Sugiere Ancira a Peña huir; quiere perdón de AMLO

Alonso Ancira recomendó al ex Presidente Enrique Peña Nieto huir a un lugar remoto como Timbuctú, porque considera que si el Gobierno de Andrés López Obrador tiene baja popularidad, van a ir por él.

El empresario dijo en una entrevista con Carlos Loret de Mola, de Latinus, que negocia la venta de Altos Hornos de México (AHMSA) a Grupo Villacero, de Julio Villarreal, pero condicionó la operación al desistimiento de la acusación por lavado que lo tiene sujeto a extradición.

Ancira estimó que López Obrador hizo un pacto con Peña Nieto y Luis Videgaray, pero no de impunidad, sino para designar como abanderado del PRI a José Antonio Meade, a quien definió como una buena persona pero un candidato mediocre.

“Le dijo ‘te voy a poner un candidato con el que no tengas ninguna, para que tengas un camino allanado. Y en cambio si hubieran puesto al doctor Narro, yo no dudo que hubiera podido ganar el Presidente, pero no tendría la mayoría en el Congreso”, dijo.

“El pacto incluye: si tengo necesidad, porque se me está bajando la popularidad, te descabecho, mientras no tenga necesidad, la voy llevando”.

¿Qué le recomendaría a Peña?, le preguntaron.

“Pues mire, lo primero, que corra, que se busque Timbuctú”.

Sostiene que nunca sobornó a Peña, Videgaray o Emilio Lozoya, aunque acepta haber destinado “un par de millones de dólares” en plumas y láminas para la campaña presidencial del primero y haberle invitado cenas con vinos y champagne al tercero.

El extraditable en un principio se dijo dispuesto a negociar la devolución de 200 millones de dólares que el Presidente le ha reclamado en sus conferencias matutinas, para resarcir el daño de la compra de la planta de Agronitrogenados que le hizo Pemex en 275 millones de dólares.

Sin embargo, luego mencionó que no tenía ese dinero porque el escándalo y las acusaciones penales le han costado entre 800 y 900 millones de dólares a AHMSA, al grado que hoy no cuenta con los recursos. Su fortuna, precisó, asciende a 170 millones de dólares.

Al final, dijo que sólo va a pagar si el Gobierno Federal le comprueba que debe esos 200 millones de dólares y sugirió que mejor los dé Julio Villarreal, a quien considera como uno de los empresarios consentidos de la actual administración.

“Que Julio (Villarreal) vaya y se los pague, yo no quiero ir a reconocer algo que no hice. Estoy negociando con él, espero que el señor vaya y se arregle con él”.

“Yo le dije ‘te doy el control pero me mandas los desistimientos de la demanda penal’. Él no tiene la facultad de dar desistimientos, pero que las consiga”.

También dijo que lo suyo no es la venganza y que lo único que le interesa es salir de su problema legal y disfrutar los años que le quedan de vida. Sin embargo, advirtió que en caso de que el Gobierno le haga más daño, va a buscar “resarcirlo”.

“Hasta ahorita, como la he librado, no estoy rencoroso, si me hace mal, pues sí buscaría resarcirme en un futuro porque como siempre pensé que yo era un daño colateral, no un daño principal, y lo que pasó desde que apareció Lozoya es que ya no le importó y me empezó a atacar a mí directamente y que le pagara 200 millones de dólares y que me perdonaba”, dijo.

“Ojalá (se disculpara el Presidente), yo no soy ‘El Chapo’, como dice el Presidente, que pide disculpas al ‘Chapo’, a mí no me pidió ni disculpas”.

Con información de Grupo Reforma

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *