05/12/2020

Hallan cadáver en un refrigerador en Tlaquepaque

De cabeza, atado de sus extremidades y adentro de un refrigerador fue encontrado el cadáver de un hombre en una casa localizada en calles de la Colonia Jardines de Santa María, en Tlaquepaque.

El refrigerador estaba colocado con las puertas hacia la pared y desde adentro escurría sangre; el acceso de la vivienda estaba abierto.

Alrededor de las 10:50 horas un ciudadano reportó a los números de emergencias que percibía olores fétidos desde una finca localizada en la privada Náhuatl, al cruce con Tenoch.

“Al arribo de la unidad primer respondiente, un vecino le refiere que ya tiene un par de días que no avista a la personas que habitan este domicilio y están las puertas abiertas”, indicó Santos Jacinto Amante, segundo comandante de la Unidad de Criminalística de la Policía de Tlaquepaque.

Los patrulleros ingresaron a la vivienda y encontraron un refrigerador con las puertas hacia la pared, aparentemente para que no fuera abierto y vieron que desde adentro escurría sangre.

Ante la sospecha de que hubiera un cuerpo en el interior, los gendarmes indagaron y se percataron que adentro del electrodoméstico estaba el cadáver de un hombre de unos 40 años de edad, quien estaba de cabeza y se le veían los pies atados.

“Únicamente lo que se aprecia es (que) sale líquido hemático, desconocemos de qué parte de su cuerpo, pero sí está maniatado”, indicó el uniformado.

Vecinos comentaron a las autoridades que en la casa sólo vivía un hombre, al cual no veían desde un par de días atrás.

El cuerpo tenía pocas horas de evolución cadavérica, sin embargo, las autoridades municipales estimaron que podrían ser más, ya que desconocían si el refrigerador estaba conectado a la corriente eléctrica antes de que llegaran.

“Según el paramédico de tres a cuatro horas (de evolución), pero se desconoce si el refrigerador estaba en función y posiblemente tenga más días”, comentó el oficial de Tlaquepaque.

Sobre los responsables del crimen no se tuvieron características, además de que tampoco hubo señalamientos de movimientos raros en la zona.

Vecinos del lugar comentaron que en esa casa se juntaban varias personas, aunque aseguraron que sólo vivía un hombre.

Con información de Grupo Reforma

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *