18/01/2021

Sube corrupción de menores 17% en Jalisco

Este año, la pandemia no sólo trajo muertes a Jalisco; también números rojos en cuanto a corrupción de menores.

Según cifras oficiales, hubo un incremento del 17 por ciento en el número de víctimas durante los primeros 10 meses, lapso en el que el Estado se colocó en cuarto lugar a nivel nacional por el mismo delito.

El alza podría estar relacionada con el confinamiento y la crisis económica que trajo el virus, coincidieron Ricardo Fletes Corona, investigador de la UdeG, y Sandra Quiñones, de la ONG Cladem capítulo Puerto Vallarta.

Para que se dé la corrupción, niños y adolescentes tienen que ser incitados a prácticas sexuales, a la mendicidad, al alcohol, drogas o a cometer delitos.

Cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública sostienen que entre enero y octubre de 2020, la Fiscalía del Estado registró a 138 víctimas, cuando en el mismo periodo de 2019 fueron 118.

Cinco meses a partir de marzo de este año -cuando empezó el llamado del Gobierno al confinamiento- registraron incrementos en comparación con los mismos meses de 2019: abril, mayo, julio, septiembre y octubre.

En Jalisco, además, hay 1.7 víctimas por cada 100 mil habitantes, lo que ubica al Estado por encima de Entidades como el Estado de México, que tiene más del doble de población.

“Esta pandemia ha sacado lo mejor y lo peor de nosotros. Yo digo que han quedado más claro los ángeles y los demonios que habitan los mundos de la calle”, sostuvo Fletes Corona.

“La gente ha (redescubierto) las niñas, los niños… saben que sus cuerpos son también una mercancía. Y en este mundo en que todo se vende, se compra, se intercambia. Pues es el propio cuerpo, se convierte en un recurso de sobrevivencia”.

El incremento en el número de víctimas excluye la cifra negra de delitos (delitos que no se denuncian), que en México rondan el 93.5 por ciento de todos los que se comenten.

“Vino a demostrar lo que las mujeres durante muchos años hemos estado diciendo: ‘México es un país agresor, y agresor en términos sexuales, y la pandemia no lo enfrenta de una manera espantosa”, expuso Quiñones.

Recordó que los casos de abuso sexual infantil en niñas, por ejemplo, normalmente se dan en las casas, donde este año las víctimas se tuvieron que quedar encerradas… junto a los padres, abuelos, tíos, hermanos, sobrinos.

“El encierro con todas estas consecuencias, pues detona mayor ansiedad en los agresores.

Y las tienen ahí 24 horas.

“No es lo mismo cuando sales a trabajar, regresas El tiempo de convivencia es mínimo comparado con los primeros meses de la pandemia, que fue un encierro completo”.
En el Estado, las penas por corrupción de menores se aplican dependiendo de factores como la edad de la víctima, la violencia que se haya ejercido sobre ella o que se haya utilizado la tecnología. La condena mínima es de 3 años, mientras que la máxima de 15.

Corrupción de menores, al alza
Cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública reportadas por la Fiscalía del Estado.

Víctimas* por cada 100 mil habitantes**

Baja California 19.3
Guanajuato 4
Nuevo León 2.9
Ciudad de México 2.1
Jalisco 1.7
Edomex 0.9

* Datos del Secretariado
**Población INEGI 2015

Con información de Grupo Reforma

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *