21/01/2021

Prevé Moody’s recuperación de México hasta 2023

La recuperación de la economía mexicana que comenzará en 2021 no será suficiente para que el País alcance antes de 2023 los niveles de actividad productiva que tenía antes de la pandemia de coronavirus, dijo el jueves la agencia calificadora Moody’s.

La segunda mayor economía de América Latina, que ya estaba en una leve recesión en 2019 antes de que fuera afectada por la epidemia, habría caído un 9 por ciento el año pasado, y sufrirá una “gradual y prolongada” recuperación, según previsiones del banco central.

En cuanto a América Latina y el Caribe, señaló que la recuperación económica luego de la crisis no se logrará hasta 2022 para la mayoría de los países de la región.

Se espera que la mayoría de las economías crezcan más del 3 por ciento en 2021, pero no será suficiente para contrarrestar la caída de más de 5 por ciento de 2020, estimó la calificadora.

“En 2021 muchas economías de América Latina experimentarán una recuperación del crecimiento, beneficiándose de efectos base favorables tras la contracción sin precedentes generada por el coronavirus en 2020, la peor desde la Gran Depresión. Como resultado de la flexibilización de las medidas de confinamiento y del apoyo en materia de políticas públicas por parte de los bancos centrales y los gobiernos, la reactivación económica que comenzó en el segundo semestre de 2020 continuará.

“Muchas economías de la región crecerán más del 3 por ciento pero el PIB permanecerá por debajo de los niveles previos a la pandemia tras una contracción de más del 5 por ciento en 2020”, dijo Jaime Reusche, Vice Presidente de Moody’s.

En el caso de Brasil y Argentina, se espera que recuperen su nivel prepandemia al menos hasta 2023, según el estudio.

Las principales limitantes serán la pérdida de capacidades productivas, la falta de liquidez de las economías, la afectación del turismo y la inestabilidad social de la región, anticipó la calificadora.

En primer lugar, se espera que se mantengan las presiones estructurales de crecimiento por el lado del empleo, inversión y consumo interno, debido a la destrucción de capacidades productivas y el largo tiempo que tardarán en sanar.

Asimismo, la zona del Caribe se verá afectada por un menor nivel de turismo hasta 2023, debido al menor ritmo económico y a la permanencia de restricciones de viaje en la primera mitad de 2021. Esto será particularmente perjudicial para países como Jamaica, las Islas Caimán, Bermuda o las Bahamas.

Las presiones de liquidez serán menores debido a una recuperación de la recaudación fiscal, pero se mantendrán por debajo de los niveles prepandémicos.

Pese a la reducción de los déficits, los indicadores de deuda seguirán aumentando, lo cual ejercerá mayor presión sobre los perfiles de crédito de los soberanos, estimó Moody´s.

Finalmente, el aumento de la pobreza y la desigualdad de los ingresos, que invirtió el progreso social alcanzado en años anteriores, agravará las demandas sociales y aumentarán la probabilidad de que los políticos se sientan tentados a favorecer las políticas populistas, lo cual comprometería la prudencia fiscal, afirmó.

Con información de Grupo Reforma

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *