08/03/2021

Denuncian por acoso en Jalisco a 27 al mes

El caso de Diana, la servidora pública de Tototlán hostigada sexualmente por un director del Ayuntamiento y el Alcalde, sólo es un grano de arena en el desierto.

El año pasado, Jalisco abrió 324 carpetas de investigación por hostigamiento y acoso, 27 al mes en promedio, de acuerdo con el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, aunque ninguna fue por agresiones ocurridas en Tototlán.

La cifra real de hechos, por otra parte, es desconocida.

En 2019, el porcentaje de delitos no denunciados en Jalisco -y que incluyen las denuncias que no derivaron en carpeta- rondaba el 91.2 por ciento, según la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública 2020, del INEGI.

Y el caso de Diana está entre ésas. El año pasado, incluso, no hubo ni una sola carpeta abierta al respecto por casos ocurridos en Tototlán.

“Va emparentado con el tema del poder. Cuando una persona que realmente tiene poder de cualquier tipo y ejerce violencia, acoso sexual nunca es acusado hasta que llegan (a la cúspide) de su carrera”, opinó David Coronado, sociólogo de la UdeG especializado en violencia.

“O cuando el Presidente Municipal (en este caso) es sacudido por otros presidentes municipales, por el Gobernador”.

En Jalisco, el hostigamiento y acoso sexual forman parte de un mismo delito, pero el primero tiene una penalidad más alta.

El hostigamiento, además, se distingue del otro cuando existe subordinación entre víctima y agresor, de acuerdo con la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia.

El Secretariado Ejecutivo los registra de manera individual.

En Jalisco, por ejemplo, según la dependencia, en 2019 hubo 292 carpetas por hostigamiento y 74 por acoso (366 en total); en 2018 fueron 284 y 65 (349), respectivamente.

“En los 125 Municipios no hay piso parejo. No todos llevan una política pública con perspectiva de género para evitar estos casos al interior de los Ayuntamientos o para los ciudadanos”, dijo la investigadora del departamento de Estudios Socio Urbanos del CUCSH, Raquel Partida.

“Además, lo que sucede en avances de perspectiva de género -poco o mucho o regular- en el Área Metropolitana de Guadalajara, tiene un efecto bien distinto a lo que sucede en el interior del Estado por aquello del cacicazgo y el patriarcado”.

Partida recordó que la Secretaría de Igualdad le dio presupuesto a cada Municipio para atender estas irregularidades al interior de los Ayuntamientos.

“Qué es lo que sucede, que esa bolsita no la implementan en lo que debe de ser. Hemos encontrado que hay Municipios que ni siquiera tienen un área para hacer denuncias en cuestiones de acoso u hostigamiento de las mujeres o de violencia intrafamiliar o la cuestión laboral”.

ASÍ LO DIJO:
“Que este caso sea como la punta de lanza para hacer una revisión seria de la complejidad que significa generar un Gobierno igualitario y que proteja el bienestar de las colaboradoras y trabajadores en un espacio público”.
Raquel Partida, Investigadora del CUCSH

Con información de Grupo Reforma

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *