14/06/2021

EU, Canadá y México van contra el trabajo forzado mediante reglas laborales bajo el T-MEC

MEX2234. CIUDAD DE MÉXICO (MÉXICO), 18/05/2021.- Fotografía cedida hoy por la Secretaría de Economía de la titular de la dependencia Tatiana Clouthier durante una reunión virtual, en Ciudad de México (México). El Gobierno mexicano reconoció este martes que existen "preocupaciones" de Washington sobre las inversiones del sector energético tras la primera reunión de la Comisión de Libre Comercio del nuevo Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC). EFE/Secretaría de Economía/SOLO USO EDITORIAL/ SOLO DISPONIBLE PARA ILUSTRAR LA NOTICIA QUE ACOMPAÑA (CRÉDITO OBLIGATORIO)

Las ministras de Comercio de América del Norte afirmaron este martes que tomarán medidas enérgicas contra importaciones de productos fabricados con trabajo forzado.

“El T-MEC nos compromete con una economía norteamericana sólida e incluyente que, además de servir como modelo a nivel mundial para la competitividad, prioriza los intereses de los trabajadores y las comunidades subrepresentadas”, expresaron mediante un comunicado conjunto.

En este sentido, reiteraron su compromiso a trabajar en estrecha colaboración para promover un sistema de comercio internacional justo y basado en reglas donde los productos fabricados con mano de obra forzosa no ingresen al sistema comercial.

“El T-MEC también nos brinda la oportunidad de liderar la lucha en contra del trabajo forzoso a nivel mundial”, coincidieron.

Luego de su primera reunión para revisar el Tratado entre Canadá, Estados Unidos y México (T-MEC), las ministras también prometieron enfocarse en combatir el cambio climático.

La declaración se divulgó tras la reunión virtual entre la representante comercial de Estados UnidosKatherine Tai, la secretaria de Economía mexicanaTatiana Clouthier, y la ministra de Comercio de CanadáMary Ng. Éste es el primer encuentro del órgano de gobierno del pacto, que regula alrededor de mil 500 billones de dólares en comercio al año.

Tai había instado previamente a sus homólogas a buscar una implementación sólida del T-MEC para garantizar que mantendría el apoyo político.

“Para que este acuerdo sea duradero, debe satisfacer las necesidades de la gente común, no solo en Estados Unidos, sino también en México y Canadá. Eso solo sucederá si cumplimos nuestras promesas”, afirmó.

El T-MEC reemplazó al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) de 1994, agregando nuevos capítulos sobre estándares ambientaleslaborales y de comercio digital, además de reglas de contenido automotriz regional considerablemente más estrictas.

Durante dos días de reuniones bilaterales y conjuntas, las tres ministras sacaron a relucir antiguas quejas y otras que han surgido en el último año. Tai reprendió a Canadá por un impuesto digital propuesto y la asignación de cuotas de lácteos de Ottawa.

Ng dijo que planteó preocupaciones de Canadá sobre los “injustificados e injustos” aranceles de Estados Unidos a la madera y prometió defender los intereses del sector.

México planteó diferencias entre la interpretación estadounidense de las reglas de origen de contenido automotriz del tratado y las interpretaciones más flexibles de México y Canadá, dijo la subsecretaria mexicana de Comercio Exterior, Luz María de la Mora, y agregó que continuarán discutiendo el tema.

La funcionaria también informó que México pidió a Estados Unidos que revisara su legislación y reglas de transporte terrestre para garantizar que los transportistas mexicanos tengan acceso al mercado estadounidense en los términos negociados en el T-MEC.

Con información de Latinus

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *