23/06/2021

Estafan a familia víctima del socavón en Puebla

Con un diámetro de 97 metros, una profundidad de 20 metros y un crecimiento constante, el socavón de la comunidad de Juan C. Bonilla, en Puebla, se ha convertido en un riesgo para los lugareños, quienes aparte de ser desalojados, han sido víctimas de estafas telefónicas. 

Tal es el caso de Magdalena y Heriberto, una pareja que residía en la casa que el socavón está a punto de tirar abajo, quienes fueron víctimas de una estafa telefónica por parte de una persona que se identificó como trabajadora de la Secretaría de Gobernación (Segob). 

Para el canal de YouTube Contrastes TV, los afectados dijeron que recibieron una llamada de “Marisol Hernández”, una supuesta representante de la Segob en Monterrey, quien les ofrecía un apoyo de 35 mil pesos a cambio de que le enviara los siguientes documentos: copia de la credencial de elector, comprobante de domicilio y “la factura del celular”. 

Aunado a esto, la falsa representante de la Segob les pidió que hicieran un depósito de mil 900 pesos a la cuenta 4152313785596797, agregando una foto de los tickets a través del número de WhatsApp que le proporcionó. La pareja hizo la transferencia. 

No conformes, los estafadores pidieron otros dos mil pesos, lo cual despertó las sospechas de la pareja, quienes cuestionaron a los supuestos representantes de Segob. Estos alegaron que era para que Banco Azteca les diera otros 10 mil pesos. Todo era un fraude. 

Los criminales le dijeron a la pareja que en media hora revisaran su estado de cuenta en Banco Azteca, cuando por fin lo hicieron, se dieron cuenta que todo había sido un timo. “A mí me duele mucho, porque al ver que mi patrimonio se está cayendo, me duele mucho”, dijo uno de ellos. 

Con lágrimas en los ojos, los afectados le pidieron ayuda al presidente López Obrador y a la ciudadanía en general. Miguel Barbosa, gobernador de Puebla, aseguró ue ha instruido a las autoridades correspondientes para dar con los culpables.

Con información de Redacción Quinto Poder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *