18/06/2021

Morena dependerá más de aliados para mantener mayoría absoluta

En la conferencia de prensa matutina, López Obrador señaló que “no existe legalmente” la mayoría absoluta, por lo que la mayoría simple es “lo que ya tenía” su partido desde antes.

El Presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador celebró el lunes los resultados de unas elecciones “libres, limpias” en las que según resultados oficiales preliminares su partido, Morena, y sus fuerzas aliadas mantendrían la mayoría de los asientos en la Cámara de Diputados.

“Se votó por dos proyectos distintos y contrapuestos, sobre todo en la elección federal”, dijo el mandatario. “Los del proyecto de transformación van a tener mayoría en la Cámara de Diputados y esto significa tener garantizado el presupuesto suficiente para los más necesitados”, agregó.

De acuerdo con el conteo rápido dado a conocer por el Instituto Nacional Electoral (INE) cerca de la medianoche del domingo, Movimiento Regeneración Nacional (Morena) obtuvo entre 190 y 203 diputados, indicó el presidente del organismo Lorenzo Córdova en un mensaje televisado.

De confirmarse los resultados, Morena tendría menos asientos de los que actualmente tiene en la cámara baja: 253. Además, volverá a tener que apoyarse en sus aliados para aprobar reformas legales.

Sin embargo, ni con ellos tendría los votos necesarios para promover por sí solos modificaciones constitucionales, las cuales requieren del respaldo de al menos dos terceras partes de los 500 legisladores.

Las organizaciones aliadas al Gobierno -Partido Verde y Partido del Trabajo- obtuvieron entre 40 y 48 y 35 y 41 diputados, lo que le daría al bloque oficialista al menos 265 de los 500 asientos de la Cámara de Diputados.

Las fuerzas opositoras Partido Acción Nacional (PAN), Partido Revolucionario Institucional (PRI) y Movimiento Ciudadano lograron al menos 106, 63 y 20 diputados, respectivamente, precisó Córdova.

Los resultados preliminares muestran que los partidos opositores, que lucían disminuidos frente a un López Obrador con alta popularidad, lograron recuperarse y obtener más escaños de los que tenían en la cámara baja saliente.

La participación rondó entre 51.7 por ciento y 52.5 por ciento, superando el registro que se dio en los comicios intermedios de 2015 cuando se reportó una concurrencia de electores de 47.7 por ciento.

Con información de simebrago

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *