23/06/2021

EU presenta nueva queja laboral contra fábrica en México bajo reglas del T-MEC

Component part of Car,Store,Warehouse,Automotive industry.

Reuters .- Estados Unidos pidió este miércoles a México que revise si a los trabajadores de una fábrica de autopartes se les negaron derechos laborales, en la segunda queja en menos de un mes sobre condiciones de trabajo presentada por el gobierno de Joe Biden bajo el acuerdo comercial de América del Norte (T-MEC).

La oficina de la Representación Comercial de Estados Unidos (USTR, en inglés) señaló que la solicitud involucra a la fábrica de autopartes Tridonex, ubicada en la ciudad de Matamoros, en Tamaulipas.

La queja surgió luego de que la federación sindical AFL-CIO solicitó a la agencia que revisara el caso por las acusaciones de que la fábrica negó a los trabajadores los derechos de negociación colectiva y de libre asociación.

El reclamo se presentó bajo el “Mecanismo Laboral de Respuesta Rápida” del Tratado entre México, Estados Unidos, y Canadá (T-MEC), que permite la revisión de problemas laborales específicos de la fábrica y podría resultar, en un caso extremo, en restricciones a la importación de productos de la planta.

“El mecanismo se creó para abordar rápidamente las disputas laborales, y este anuncio demuestra nuestro compromiso de utilizar las herramientas del acuerdo para defender a los trabajadores en el país y el extranjero”, expresó la representante comercial de Estados Unidos, Katherine Tai, en un comunicado.

En mayo, Tai presentó una queja laboral del T-MEC contra una planta de camionetas pickup de General Motors Co en SilaoGuanajuato por el manejo de una votación realizada en abril sobre un contrato sindical que finalmente fue anulada.

El mecanismo de aplicación laboral se incluyó en el tratado comercial para combatir la negación de los derechos laborales que los críticos del anterior acuerdo comercial, el TLCAN, culpan por mantener los salarios mexicanos bajos y tentar a las empresas estadounidenses a trasladar su producción al sur de su frontera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *