07/12/2021

“No hay ninguna limitación de dinero, es un asunto de abasto mundial”, responde AMLO a demanda de medicamentos para menores con cáncer

Padres de niños con cáncer que son atendidos en el Hospital General protestaron por la falta de medicamentos desde hace dos meses. Los afectados denunciaron que son 80 niños con distintos tipos de cáncer los que aun no han recibido quimioterapia por la carencia de fármacos, principalmente el medicamento llamado Vincristina. Posteriormente los manifestaron se dirigieron al Centro de Gobierno Estatal para entrevistarse con el gobernador Jaime Bonilla, mismo que se comprometió a comprar el medicamento. FOTO: OMAR MARTINEZ /CUARTOSCURO.COM

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, aseguró este miércoles que se está trabajando para conseguir medicinas debido a que hay un “asunto de abasto a nivel mundial en algunos medicamentos”. Esto luego de que familiares de menores con cáncer se manifestaran ayer para exigir tratamientos oncológicos.

“No hay ninguna limitación de dinero, es un asunto de abasto también a nivel mundial en algunos medicamentos, en algunas claves, pero lo estamos resolviendo”, dijo.

Al ser cuestionado sobre el estado del abasto de medicamentos en el país, afirmó que “se está avanzando mucho” en el tema.

“Creo yo que para la semana próxima ya tenemos compradas todas las medicinas y también equipos médicos, la semana próxima”, sostuvo.

Ayer, familiares de menores con cáncer protestaron, por más de 10 horas, frente al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), e impidieron el acceso a la Terminal 1, para exigir al gobierno federal que garantice la atención médica, así como medicamentos oncológicos para los niños.

La crisis por el desabastecimiento de medicamentos oncológicos se agudizó en 2019 tras la llegada al poder de López Obrador, cuyo gobierno modificó los métodos de adquisición de medicamentos para combatir la corrupción y los monopolios farmacéuticos, y además hizo recortes presupuestarios.

Además, a principios del 2020, poco antes del comienzo de la pandemia, la administración federal desapareció el Seguro Popular y lo reemplazó con el Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi), lo que causó algunos problemas de gestión y suministro.

El gobierno concentró todas las compras en la Secretaría de Hacienda, incluidas las de medicinas. El retraso en los procesos de adquisición derivó en escasez de fármacos oncológicos y retrovirales contra el VIH y obligó a las autoridades a comprar medicinas en el extranjero.

Con información de LATINUS.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *