25/07/2021

Posición de México ante Nicaragua es “una vergüenza”; la no intervención es escudar a los dictadores: Gutiérrez Canet

MEX67 GUADALAJARA (MEXICO) 28/05/04 .- El portavoz del presidente mejicano, el Sr. Agustin Gutierrez Canet, habla con EFE en el centro de prensa internacional de la III Cumbre América Latina y el Caribe-Union Europea (ALCUE). EFE/Ricardo Ferro

Agustín Gutiérrez Canet, embajador de México en retiro, afirmó este miércoles que es una vergüenza la postura del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador ante las violaciones a los derechos humanos en Nicaragua, ya que al seguir el principio de la no intervención, realmente se “protege a un dictador“.

El diplomático señaló que, la administración de López Obrador no puede tener una posición “débil o tibia” ante las detenciones de opositores en el país, por parte del gobierno del presidente nicaragüenseDaniel Ortega.

“Es una vergüenza que un gobierno que se supone es democrático, que ha sido electo democráticamente y que está siendo respaldado por una gran cantidad de ciudadanos de una manera democrática, no se pronuncie en contra de esas violaciones clarísimas de derechos humanos de los ciudadanos nicaragüenses”, expresó Gutiérrez Canet en entrevista con Así las cosas con Carlos Loret de Mola en W Radio.

El embajador en retiro señaló que la razón de la tibieza de la administración lopezobradorista ante las acciones de Ortega podría ser su afinidad ideológica con gobiernos latinoamericanos como el de Nicaragua o el de Nicolás Maduro en Venezuela.

“Supuestamente existe una afinidad ideológica entre el gobierno del presidente López Obrador con los gobiernos de izquierda latinoamericanos, pero yo la verdad no encuentro qué afinidad puede haber con dictaduras que no respetan los derechos humanos y los valores de la democracia”, apuntó Agustín Gutiérrez Canet.

No obstante, aclaró que el gobierno mexicano puede condenar a Nicaragua, sin intervenir en los asuntos internos. “En materia de derechos humanos no se puede invocar la no intervención, porque esto es dar protección a los dictadores”, advirtió en entrevista en W Radio.

El diplomático explicó que si el gobierno de Andrés Manuel López Obrador quiere ser un mediador en el conflicto, debe dejar las posturas débiles y tibias.

Señaló que México no logrará mediar si no tiene la aceptación tanto del gobierno de Ortega como de la oposición. Sin embargo, apuntó, “el país no goza de la confianza de la oposición nicaraguense” porque usa un sesgo ideológico de “supuesta izquierda que es rechazable y condenable ante las violaciones a los derechos humanos”.

El también periodista consideró que Marcelo Ebrard, titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), el único responsable de la política exterior y de la postura ante la situación en Nicaragua, ya que López Obrador “tiene muy poco interés en estos asuntos”.

Además, Gutiérrez Canet alertó que las posturas en contra del intervencionismo de países extranjeros buscan impedir que Estados Unidos coopere en el combate a la corrupción en otros países con investigaciones periodísticas independientes.

Con información de Latinus

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *