04/08/2021

Implementa Gobierno de Jalisco programa de captación de agua pluvial

La escasez del vital líquido es recurrente en esta zona debido a su ubicación en una parte alta de la ciudad

Con el nombre de “Nido de Lluvia”, el Gobierno del Estado implementó el programa piloto para el abasto de agua en la colonia Mesa Colorada a través de la captación de agua pluvial, esto ante las carencias que se tienen en esa zona de Zapopan por la falta de infraestructura hidráulica.

A través de las redes sociales el Gobernador Enrique Alfaro Ramírez, informó que dicho programa piloto se implementará en 600 viviendas de esa zona y con el cual se proyecta beneficiar a más de 7 mil familias en el 2022 y con ello garantizar el suministro del líquido por lo menos la mitad del año. Este proyecto cuenta con la asesoría de personal especializado de la organización no gubernamental Isla Urbana.

Alfaro Ramírez indicó que la escasez de agua es recurrente en esta zona debido a su ubicación en una parte alta de la ciudad que carga con décadas de falta de infraestructura debido a una urbanización irregular. Además, en este año se sufrió con mayor intensidad la falta de agua debido a la sequía que impactó en todo el país y que terminó por agotar la presa Calderón, la cual tiene registro de desecación desde 2015.

Por eso el proyecto “Nido de Lluvia” es una apuesta en materia de abastecimiento a través de la cual en el corto plazo se resuelve el desabasto de agua y al largo plazo, abona al cambio de paradigma sobre la gestión del agua en Jalisco y el Área Metropolitana de Guadalajara.

“Esta es la apuesta con la que queremos también complementar una estrategia integral para poder lograr una mayor capacidad de abasto, pero no solamente trabajando en los macro proyectos que tienen que ver con presas y con sistemas de conducción sino también con el aprovechamiento de lluvia en cada hogar” dijo.

Enrique Lomnitz, director general de Isla Urbana, explicó que la “cosecha de agua de lluvia” es una práctica ancestral que en la actualidad se lleva a cabo con una infraestructura sencilla y adaptable que cuenta con una vida útil de al menos 20 años, con costos mínimos de mantenimiento, requiriendo solamente acciones básicas como mantener limpios los techos.

“Cada metro cuadrado aquí reciben mil litros de agua al año que actualmente están escurriendo y están básicamente contribuyendo a las inundaciones abajo. Con este programa estarán captando y volviendo aprovechable esta agua, y una familia puede vivir la mitad del año totalmente autónoma con pura agua de lluvia”, indicó.

El sistema cuenta con una serie de componentes que canalizan, tratan y almacenan hasta dos mil 500 litros, con un tanque que puede llenarse alrededor de 13 veces al año con agua de calidad apta para todos los usos domésticos salvo para beber. Si se hace un uso responsable, este tanque puede abastecer a una familia de cuatro integrantes hasta por dos semanas en promedio.

Víctor Ramírez | El Occidental

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *