23/09/2021

Excardenal Theodore McCarrick es acusado por abusar sexualmente de un menor de edad

El excardenal Theodore McCarrick, quien fue expulsado luego que una investigación realizada por el Vaticano confirmara que había abusado sexualmente de adultos y niños, enfrenta ahora una nueva acusación de agredir sexualmente a un adolescente durante una recepción de boda en 1974, según muestran los registros judiciales.

Los documentos judiciales obtenidos por The Boston Globe muestran que McCarrick está acusado de tres cargos por agresiones de índole sexual de un menor de 16 años.

McCarrick es el primer cardenal en los Estados Unidos en ser acusado penalmente por cometer un delito sexual en contra de un menor de edad, según Mitchell Garabedian, abogado de víctimas de abuso sexual por parte de miembros de la Iglesia, y quien actualmente representa al hombre que acusó a McCarrick.

“Se necesita una enorme cantidad de coraje para que una víctima de abuso sexual declare que ha sido abusada sexualmente a los investigadores y proceda con el proceso penal”, dijo Garabedian en un correo electrónico. “Que se presenten los hechos, se aplique la ley y se emita un veredicto justo”, añadió.

Barry Coburn, abogado de McCarrick, dijo a The Associated Press que “esperan abordar el caso en la sala del tribunal” y declinó hacer más comentarios.

Un informe presentado en la corte dice que el hombre le dijo a los investigadores que McCarrick era un amigo de la familia y comenzó a abusar de él cuando era niño.

El hombre dice que McCarrick lo tocó cuando tenía 16 años en 1974, mientras caminaban por el campus de Wellesley College, donde se estaba llevando a cabo la recepción de la boda de su hermano. El hombre también alega que McCarrick lo llevó a una habitación y lo acarició antes de decirle “di tres padres nuestros y un avemaría para que Dios pueda redimirte de tus pecados”, según a los documentos judiciales.

McCarrick, de 91 años, fue expulsado por el papa Francisco en 2019 después de que una investigación del Vaticano confirmara los rumores de que “era un depredador sexual”.

El caso creó una crisis de credibilidad para la Iglesia ya que el Vaticano tenía informes de cardenales autorizados que datan de 1999 de que el comportamiento de McCarrick era problemático, pero se convirtió en un cardenal influyente, emisario de la “diplomacia blanda” de la Santa Sede.

Con información de LATINUS.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *