08/12/2021

Niega Lozoya haber tenido trato especial durante libertad provisional

 El ex director de Petróleos Mexicanos (Pemex) Emilio Lozoya Austin, negó que ha tenido un trato privilegiado por autoridades mexicanas durante su libertad provisional que gozó de julio de 2020 a la fecha y aseguró que una vez que judicializó el expediente del Caso Odebrecht, nunca se dio a la fuga o evadió a la justicia.

Por el contrario, añadió que después de que se libró la orden de captura en su contra en 2019, se reunió con funcionarios de alto rango para colaborar con las autoridades.

Lozoya Austin tomó la palabra durante 15 minutos en la audiencia donde el juez de control José Artemio Zúñiga Mendoza, le dictó la prisión preventiva justificada al considerar un elevado riesgo de fuga, los recursos económicos de más de 2 millones de euros que cuenta, la red familiar y la elevada pena que puede enfrentar de ser declarado culpable.

El ex director de Pemex aseguró que hay hay muchos intereses de políticos 6 ex funcionarios que que no quieren que se sepa la verdad sobre el caso de Odebrecht así como de la compra con sobreprecio de la empresa Agronitrogenados. En ambos casos el ex director de la petrolera, Emilio Lozoya Austin fue señalado de haber recibido sobornos.

“Yo no me fugué. Yo vine un 1 de mayo de 2019 y tuve reuniones con funcionarios de alto rango del Gobierno de México y después me regresé a trabajar como financiero internacional, nunca dejé de ratificar que mi domicilio fue en la calle de Ladera, en Lomas de Bezares. Cuando sacaron la orden de aprehensión yo nunca me evadí de la justicia”.

Añadió que cuando se ejecutó la orden de aprehensión “ya estábamos en diálogos con la FGR. Otros abogados me decían ‘estás loco si renuncias al principio de especialidad’. Llevo un año haciendo todas las gestiones con el gobierno”.

Lamentó que su madre Gilda Margarita Austin y Solís estuvo presa en 5 cárceles de Alemania y lleva dos años en prisión domiciliaria; su hermana Gilda Susana Lozoya tiene dos órdenes de aprehensión y su esposa Marielle Helene Eckes, una.

Sobre el supuesto trato de impunidad agregó que “nada más lejano a la realidad, mi madre estuvo presa en 5 prisiones por recibir entre 120 y 150 mil dólares, antes de ser director de Pemex. Mi señora madre lleva dos años en prisión domiciliaria por el pago de un impuesto de traslación de dominio de un inmueble y por el pago a un notario”.

Por su parte, Miguel Ontiveros, abogado de Lozoya Austin, dijo que en relación con la audiencia celebrada hoy, el ex funcionario mantiene firme su colaboración con la Fiscalía General de la República. Lo anterior en el marco del criterio de oportunidad solicitado antes de su arribo a territorio nacional, el cual se traduce en una colaboración sólida y permanente con las instituciones vinculadas al sistema de justicia penal y la Presidencia de la República.

Con información de la Jornada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *