08/12/2021

UNAM determina que hay condiciones para el regreso a clases presenciales al fin del ciclo escolar

La comisión para la Atención de la Emergencia del Coronavirus de la Universidad Nacional Autónoma Metropolitana (UNAM) determinó que hay condiciones para acelerar el retorno a clases presenciales para toda la comunidad que tenga el esquema completo de vacunación contra la Covid-19, y puedan hacerlo el fin de este ciclo escolar.

El uso de obligatorio del cubrebocas en todos los espacios cerrados, incluidos los medios de transporte de la Universidad será parte de las medidas requeridas, informó el rector, Enrique Graue Wiechers.

El director de la UNAM llamó a los Consejos Técnicos e Internos de las entidades académicas y a la comunidad universitaria a “acelerar el retorno a nuestras actividades cotidianas, aun para aquellas personas con comorbilidades, siempre que tengan un esquema de vacunación completo y sigan los lineamientos generales actualizados de seguridad sanitaria”.

La determinación de la comisión Universitaria se dio debido a que los indicadores de la epidemia de la Covid-19 van a la baja; porque existe una cobertura de vacunación cercana al 90%; y dado que el impacto de la reapertura de las actividades presenciales en la UNAM no ha provocado aumentos de la actividad epidémica.

“Me permito convocar a los cuerpos colegiados de las diversas entidades universitarias a que, respetando los lineamientos dados a conocer hoy, lleven a cabo las adecuaciones pertinentes para el retorno seguro a nuestras instalaciones, a fin de que el resto del estudiantado y personal académico y administrativo tengan la oportunidad de volver a la actividad presencial en este fin del ciclo escolar“, pidió el rector de la UNAM.

Los nuevos lineamientos sanitarios incluyen el uso obligatorio del cubrebocas en todos los espacios confinados, aunque en espacios abiertos y en ausencia de compañía de otras personas este no será mandatorio.

Se debe procurar la ventilación de los espacios cerrados, favoreciendo la ventilación natural con puertas y ventanas; priorizar la sana distancia presencial con criterios más flexibles y adecuados para salones, laboratorios, cubículos, auditorios, áreas comunes y transporte universitario.

Esto debe ir acompañado de la limpieza periódica de las superficies.

Sobre el diseño de los horarios de clases y demás actividades presenciales, los lineamientos establecen que deben realizarse bajo criterios de seguridad que eviten aglomeraciones y la permanencia excesiva de personas.

“Hemos vivido ya muchos meses muy difíciles y tristes. Hemos vivido alejados físicamente. Durante este periodo, la comunidad universitaria se comportó de manera ejemplar. Gracias a ello, podemos ya intensificar –y celebrar— el retorno presencial de todas y todos a nuestras instalaciones”, celebró Graue.

Con información de LATINUS.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *