15/08/2022

“¿Para qué las quiero?”: López Obrador reitera que no quiere estatuas u obras con su nombre

Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, agradeció a los habitantes de Atlacomulco, en el Estado de México, su intención de develar una estatua en su honor, sin embargo, afirmó que no quiere ese tipo de manifestaciones.

En la conferencia matutina de este lunes en Palacio Nacional, el mandatario mexicano mandó un mensaje al grupo que se organizó para develar dicha estatua, la cual fue vandalizada y derribada la madrugada del 1 de enero y que causó revuelo en redes sociales.

“Quiero darles un mensaje a los habitantes de Atlacomulco, del Edomex, a los que se organizaron e hicieron una estatua de mi persona: decirles que los quiero mucho y les agradezco mucho pos su iniciativa, que son mis amigos del alma como millones de mexicanos, que nos queremos mucho y que amor con amor se paga”, agregó.

Pero que tomen en cuenta de que yo he expresado de que no quiero que pongan a calles, parques, bibliotecas, mi nombre, ni quiero tampoco que me levanten ninguna estatua, no quiero nada de eso y lo he expresado varias veces. Si ellos me hubiesen preguntado, seguro los hubiese convencido, pero como no me consultaron ellos mandaron hacer esta estatua que derribaron, los que lo hayan hecho es secundario”, puntualizó.

López Obrador pidió a sus simpatizantes hacer caso a sus peticiones y no levantar estatuas o poner su nombre en escuelas, bibliotecas o calles, “¿para qué las quiero?, solo hay muy pocas respetadas”, agregó.

Lo importante es decirles que no se sientan mal, que les agradezco muchos sus buenas intenciones, pero que también me hagan caso porque no me gusta lo que tenga que ver con la vanidad, el culto a la personalidad, soy muy muy muy muy muy seguro de loo que estamos haciendo”, apuntó.

“Me siento muy contento, soy muy feliz, y todos los días me confieso con el tribunal de mi consciencia, y me siento muy satisfecho de tenerle amor al pueblo, que si algo le admiro al presidente Lázaro Cárdenas es eso, el profundo amor que le tenía al pueblo de México, el presidente que más amó al pueblo de México, sobre todo a los humildes”, dijo.

“Eso es muy íntimo, es mi recompensa, eso no lo cambio por nada y que dejemos a la gente sin necesidad de que se pongan estatuas o que las calles o escuelas lleven mi nombre, que la gente tenga su criterio sobre lo que ha representado y seguirá representando mi Gobierno. Tenerle fe al pueblo”, argumentó.

Con información de López-Dóriga Digital.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.