15/08/2022

Aliados de EU apuestan por el diálogo con Rusia y no permitir agresiones a Ucrania

Aliados de Estados Unidos apuestan por mantener abierta la vía del diálogo con Rusia y dejar claro que no permitirán agresiones que socaven la integridad de Ucrania.

Esta es una de las conclusiones de la ronda de contactos que el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha mantenido con varios líderes europeos para acordar una posición común en la actual crisis derivada del despliegue de fuerzas rusas en la frontera con Ucrania.

La presidenta de la Comisión Europea (CE), Ursula von der Leyen, el del Consejo Europeo, Charles Michel, y el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, son algunos de esos líderes consultados por Biden, quien también habló con los presidentes de Francia, Emmanuel Macron, y Polonia, Andrzej Duda; y los primeros ministros de Italia, Mario Draghi, Gran Bretaña, Boris Johnson, y Alemania, Olaf Scholz.

La Casa Blanca confirmó anoche que había abordado con sus aliados europeos un posible despliegue de tropas estadounidenses en el este de Europa.

Por el momento los aliados abogan por el diálogo y la disuasión para tratar esta crisis generada por la actitud rusa ante Ucrania.

“Compartimos la evaluación sobre la gravedad de la situación”, señaló Von der Leyen, quien advirtió que los europeos y aliados de Estados Unidos desean que la diplomacia tenga “éxito”, pero que “se están preparando para todas las eventualidades”.

Evitar agresiones a Ucrania

El primer ministro británico, Boris Johnson, coincidió con los líderes aliados en la importancia de la “unidad internacional” ante la creciente hostilidad rusa y, según un portavoz, “subraya el coste humano de cualquier agresión rusa y la necesidad de tomar todas las medidas que estén a nuestro alcance para evitar ese resultado”.

“Las conversaciones diplomáticas con Rusia siguen siendo la prioridad”, en palabras del británico, quien reconoció las que ya han ocurrido entre Rusia y los aliados de la OTAN.

El primer ministro italiano, Mario Draghi, mencionó que los aliados han reiterado “el apoyo a la soberanía y la integridad territorial de Ucrania y resaltó “las graves consecuencias que podría acarrear un mayor deterioro de la situación”.

Por su parte, el presidente francés Emmanuel Macron se mostró a favor de trabajar en “una desescalada rápida” en la crisis de Ucrania, lo que a su juicio pasa por lanzar advertencias “firmes y creíbles” a Rusia y al mismo tiempo mantener “un diálogo reforzado” con el gobierno de ese país.

El propio Joe Biden se mostró satisfecho por la “total unanimidad” entre su postura y la de sus aliados europeos en cuanto a la concentración de tropas rusas en la frontera con Ucrania, según declaró a la prensa en la Casa Blanca.

En un tuit posterior, Biden aseguró que los líderes habían conversado sobre “los esfuerzos conjuntos para disuadir una mayor agresión por parte de Rusia, como los preparativos para imponer duros costes económicos a Rusia y reforzar la seguridad en el flanco este” de la OTAN.

Con información de LATINUS.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.