26/05/2022

Liberan a militares y policías que fueron retenidos ayer por pobladores de Quechultenango

Guadalajara, Jalisco - October 12 2019: Male mexican soldiers on duty driving on green army truck vehicle on a beautiful sunny day against a blue sky. Truck reads Policia Militar (military police)

Agentes del Ejército y la policía ministerial fueron liberados luego de permanecer cinco horas retenidos por pobladores de Quechultenango, quienes protestaron para exigir la salida de los militares de ese municipio ubicado en la región centro de Guerrero.

El comandante de la 35 Zona Militar, Enrique Martínez López; el secretario de Seguridad Pública Estatal, Evelio Méndez Gómez, y el director general de Gobernación, Francisco Rodríguez Cisneros, acudieron a la cabecera municipal para dialogar con los habitantes que retuvieron a los uniformados.

Los pobladores de Quechultenango demandaron a las autoridades la salida de las Fuerzas Armadas y pidieron establecer que la seguridad del municipio es responsabilidad de los habitantes; además, pidieron que todos los operativos en la zona deben ser acompañados por la Policía Municipal.

También exigieron la liberación de Jesús Flores Gatica, un poblador que fue detenido en el Barrio de Manila por los militares, sin una orden y desconociendo los delitos que supuestamente se le imputan, según denunciaron.

En un comunicado, la Mesa de Coordinación para la Construcción de la Paz informó que los funcionarios instalaron “una mesa de trabajo escuchando las peticiones de los habitantes inconformes y, tras llegar a acuerdos, fueron liberados los uniformados”. 

“Tras la movilización no se registraron incidentes mayores y la situación en dicha localidad se encuentra en completa normalidad por parte de los ciudadanos que habitan en esta zona de la región Centro de Guerrero”.

Afirmó que durante los recorridos que han hecho en la zona, los militares “se han conducido con pleno respeto a los derechos humanos y sin alterar el orden público”.

Los uniformados fueron retenidos ayer por la tarde, en el marco de una protesta organizada por los pobladores quienes bajo la consigna “No al Ejército, sí a la paz” exigieron la salida de los militares y los acusaron de hostigar a menores de edad con preguntas de temas “que no conocen”, así como de acosar sexualmente a las mujeres.

Quechultenango es conocido como el bastión del grupo criminal “Los Ardillos” que opera en la región Centro y Montaña de Guerrero; además, dicha organización delictiva ha sido señalada como responsable por asesinatos y desapariciones, en su disputa con otras cédulas por el control de la zona, así como de ataques contra la policía comunitaria.

Con información de LATINUS.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.