28/06/2022

Rusia confía en que México “nunca va a unirse con las sanciones anti rusas”

De cara a que la invasión de Rusia a Ucrania cumpla un mes y mientras países de Occidente mantienen sus críticas al gobierno de Vladimir Putin, el embajador ruso en México, Viktor Koronelli, dijo que su país confía en que el gobierno de López Obrador “nunca” apoyará las sanciones en su contra.

“Que México nunca va a unirse con las sanciones anti rusas y nunca, a pesar de las peticiones del gobierno de Ucrania, nunca va a suministrar armamento a Ucrania”, dijo.

Koronelli admitió que valoraba la instalación del Grupo de Amistad México-Rusia, con sede en la Cámara de Diputados, la cual consideró que se trataba de una muestra de “apoyo, amistad y solidaridad”.

“Es importante para nosotros tener esta instalación del grupo de amistad en estos tiempos que son bastante complicados para mi país, que enfrenta no solo una operación militar especial en Ucrania, sino también una tremenda guerra mediática”, dijo el embajador.

Admitió que desde el inicio de la operación militar – el pasado 24 de febrero –, Rusia ha estado en “contacto permanente” con la cancillería mexicana y destacó que su país respeta la posición reiterada del presidente López Obrador y el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard.

También recordó que la relación bilateral entre México y Rusia tiene un carácter estratégico y se basa en el “respeto mutuo de intereses”.

“Hoy día en el mundo hay países como China, India, México, que a la orden del Tío Sam nunca van a contestar ni hacer”, citó el embajador a su propio canciller, Sergei Lavrov.

Sobre la invasión de Rusia en Ucrania

El embajador de la Federación de Rusia en México, Viktor Koronelli, recordó que el 24 de febrero el presidente Vladimir Putin ordenó una operación militar especial a Ucrania, con el objetivo de promover la “desmilitarización y desnazificación” del país y proteger a la población de Donbass y Rusia de la “amenaza militar” de la OTAN.

Desde el Congreso de México, aseguró que Rusia no inició la guerra, sino que la estaba terminando, después de ocho años de una “guerra sangrienta” en Donbass, donde murieron, calculó, entre 13 a 14 mil personas.

El embajador acusó que el nuevo régimen de Kiev inició la lucha contra la lengua y la cultura rusa en un país donde hay millones de personas rusoparlantes y “se impuso la ideología de nazismo”. 

Con información de Animal Político

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.