25/06/2022

Confirma BdeM alza de tasa a 6.50%; crecen riesgos de inflación

 El Banco de México (BdeM) anunció esta tarde que decidió elevar la tasa de interés de referencia, la que determina el costo del crédito al que se financian empresas y personas, en 0.50 puntos porcentuales, con lo que la ubicó en 6.50 por ciento, su mayor nivel en dos años.

“Ante la magnitud y diversidad de los choques que han afectado a la inflación en México, así como el riesgo de que se contaminen las expectativas de mediano y largo plazos y la formación de precios, y el apretamiento de las condiciones monetarias y financieras globales, el entorno de acentuada incertidumbre y las mayores presiones inflacionarias asociadas al conflicto geopolítico (…) se decidió por unanimidad incrementar en 0.50 puntos porcentuales el objetivo para la Tasa de Interés Interbancaria a un día a un nivel de 6.5 por ciento”, destacó el banco central mexicano en su comunicado de política monetaria.

Tras las presiones inflacionarias y el inicio del ciclo de alza de tasas de la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos, la autoridad monetaria siguió el guión que los mercados financieros pronosticaban, por lo que es el séptimo incremento y el tercero de medio punto de la tasa de referencia.

Con esta acción, dijo el Banco de México, la postura de política monetaria se ajustó a la trayectoria que se requiere para que la inflación converja a su meta de 3.0 por ciento dentro del horizonte de pronóstico hasta 2014 (3.1 por ciento).

Y es que las expectativas de inflación general se revisaron al alza, en donde durante el primer trimestre la inflación rondará 7.2 por ciento, previo 6.9 por ciento; para el cuarto trimestre estimó una tasa de 5.5 por ciento, luego de que la pasada reunión monetaria pronosticó 4.0 por ciento.

La autoridad monetaria, que preside Victoria Rodríguez Ceja, explicó que los pronósticos de las inflaciones general y subyacente se revisaron al alza para todo el horizonte y ahora se prevé que la convergencia a la meta de 3.0 por ciento se alcance en el primer trimestre de 2024.

“Estas previsiones están sujetas a riesgos, al alza, de persistencia de la inflación subyacente en niveles elevados; presiones inflacionarias externas derivadas de la pandemia; mayores presiones en los precios agropecuarios y energéticos por el reciente conflicto geopolítico; depreciación cambiaria; y presiones de costos. En tanto, a la baja, de una disminución en la intensidad del conflicto bélico; un efecto mayor al esperado de la brecha negativa del producto; precios de los energéticos menores a lo previsto; y apreciación cambiaria”, destacó Banco de México.

CON INFORMACION DE LA JORNADA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.